domingo, 8 de julio de 2012

LA PAZ DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS

Estamos ante un mundo que rápidamente se desintegra frente al caos.
Todos queremos paz, en nuestros hogares, paz en nuestro trabajo, queremos paz en todo aspecto de nuestra vida. Pero la paz es algo que a menudo nos elude por que la buscamos en los lugares equivocados.


 Nuestra paz depende de que mantengamos nuestra mirada en Dios. Sólo Él puede darnos la verdadera paz. La Biblia se refiere a esta paz como una que trasciende nuestro entendimiento. Eso significa que no hay manera de que nuestra mente natural pueda conocer posiblemente este tipo de paz. Pero como pueblo de Dios, tenemos que aprender cada dia  a remitir todas nuestras preocupaciones y cargas a nuestro Señor Jesucristo, solamente de esta manera estaremos menos ansiosos cuando atravezamos en nuestro caminar las dificiles circunstancias.
Jesús esta diciendo al decir “mi paz os dejo” es que podemos contar con El.
La paz que El otorga es para todos los días y en todo momento,no hay ninguna de todas las religiones que pueda dar paz al hombre, SOLO JESUCRISTO, mediante una relación personal con El.  
Pongamos nuestra confianza en Él, en su Palabra y en sus promesas de cuidado y protección permanente por encima de cualquier circunstanciapero 
eguros que Dios tiene el control de nuestra v
Cuando la paz de Dios inunda nuestras vidas tenemos seguridad, porque la paz implica que somos amados por Dios.

Dios nos ama con amor eterno y quiere que lo conozcamos para que Él nos llene con su paz y tengamos una vida abundante para siempre.

Dios es fiel en su palabra al afirmarnos en:

En Jeremías 29:11
"'Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis."

En El Salmo 4:8
"En paz me acostaré y así mismo dormiré, por que solo Tu Jehová me harás vivir confiado"


En el Salmo 119:65
"LA PAZ PERFECTA ES PARA LOS QUE AMAN TU LEY; PARA ELLOS NO HAY TROPIEZO"

En Romanos 5:1
"Tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo"

En Romanos 15:13 "Y el Dios de esperanza llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo".
En Filemón 3:
"TENGAN GRACIA Y PAZ DE PARTE DE DIOS NUESTRO PADRE Y DE CRISTO JESÚS EL SEÑOR".

En Gálatas 5:22
"Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, PAZ, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley"

Juan 16:33
" Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo"


Juan 20:21 "Jesus entonces les dijo otra vez: Paz a vosotros; como el Padre me ha enviado, asi también yo os envío".

Juan 14:27:
" La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo".

Filipenses 4: 7
“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”
La paz de Dios es hacer que nuestro pensamiento persevere en Dios y no dar lugar a ideas que no provienen de Dios. Es decir pensar en un Dios de amor,  de misericordia y  de perdón. No debemos de  enfocarnos  en lo que esta pasando a nuestro alrededor sino en Nuestro Dios Todopoderoso y no habrá nada ni nadie que nos pueda robar la paz que El nos da.

Esa paz es sobrenatural que fluye por la Gracia de Dios en nuestras vidas, no por voluntad humana. 
 Si estamos por tomar una decisión y no tenemos  paz en nuestro corazón, debemos ser sensible al mover del Espíritu Santo para no tomar decisiones equivocadas que despues podamos arrepentirnos.  Las decisiones que tomemos, deben generarnos paz, las acciones que ejerzamos ante una situación determinada deberían producirnos paz.

En mi caminar cristiano he experimentado esa paz en medio de las adversidades, por eso es mi deseo que tu que lees esta reflexión y quieres experimentar esa paz, quiero presentarte al dador de esa paz se llama Jesucristo, el Hijo de Dios.
 La paz como fruto del Espíritu Santo es depositada en el corazón desde el mismo instante que permites a Jesus entrar a tu vida,hasta que el hombre llega a tener un encuentro personal con Jesucristo, sus pecados son perdonados. 
Si  no has aceptado a Jesucristo como Salvador y Señor de tu vida, pero has comprendido este mensaje, pues  el  fin de los tiempos se acerca, y quieres aceptar su regalo GRATIS de la Vida Eterna,  puedes hacerlo ahora, en la privacidad de tu hogar o donde te encuentres.

Haz esta oración:

Señor Jesucristo: Gracias porque me amas y entiendo que te necesito. Te abro la puerta de mi vida y te recibo como mi Señor y Salvador. Me comprometo a cambiar y a buscarte cada día. Gracias por perdonar mis pecados. Gracias por inscribir mi nombre en el libro de la vida. Gracias por haber entrado en mi vida y por escuchar mi oración según tu promesa. Amén.

Es mi deseo que a pesar de cualquier circunstancia o enfermedad que puedas estar atravezando, Dios te llene de su dulce paz.

BENDICIONES.

6 comentarios:

Elena dijo...

Que belleza !! Este testimonio de sanidad me ha llegado muchisimo, con su permiso quisiera compartirlo en facebook, para mis amigos, creo que sera de mucho aliento, Dios es bueno. Gracias por compartirlo con nosotros !!

Esaú Duque dijo...

Bendiciones siempra del Señor.

Dilson Goulart de Mendonça dijo...

RTN ReceiptiGracias por tu invitación, aquí estoy, publicación de anuncios, y verificar cómo su testimonio, y después de él con alegría. Espero que su retruibuição me siguieron también. La gracia y la paz!
Servo Dilson Goulart de Mendonça

PORTAL EVANGELISMO dijo...

Gracias por tu visita amiga. Um abraço! Volte sempre. Suas palavras são fonte de benção.

Joaquim José Tinoco de Oliveira dijo...

Amada Irmã,

Agradecendo efusivamente sua visita e seu comentário feito em meu blog, venho retribuir vistando seu belo blog, pelo qual lhe parabenizo.

Quanto a bela postagem, falando de Paz, vale dizer que todo ser humano possui dentro de si uma porção de Deus, daí porque somente pode, ser feliz e viver uma paz perfeita e duradoura, se for complementado com a presença do Deus.

Logo, sem Deus , o ser humano estará sempre incompleto, e assim jamais poderá experimentar a verdadeira felicidade e a paz duradora.

Deus abençoe sua vida, seu ministério e sua família.

um forte abraço

Flademir Bernardo dijo...

Olá amada,
que benção o seu blog. Já estou seguindo para receber as atualizações.
Gostaria de tê-la seguindo o meu blog.
http://pastosverdejantes.blogspot.com/

Fica na Paz.