domingo, 16 de abril de 2017

PALABRA PROFÉTICA ABRIL 2017

 
 
1. Tiempo de resurrección
Hay un tercer día para tu vida donde lo que había estado muerto resucita, vuelves a la vida, justamente ahora que habías creído que no pasaba nada, que no había nada que hacer, y has estado sin esperanza cuidando tu manto de luto, sin fuerzas de creer, hoy es tu momento para salir de la cueva, “sal fuera”, ese no es tu lugar, yo estoy removiendo esa piedra estoy alumbrando tus tinieblas. Declara el Señor.
“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá”. Juan 11:25
2. Tiempo de cosas nuevas.
Has entrado a un nuevo tiempo, a la estación de nuevos comienzos, donde experimentarás la sensación del primer día de la escuela o del trabajo, en donde llegabas con expectativas aunque no sabías nada de lo que iba a ocurrir y cómo iba a ocurrir, yo te anuncio que vienen cosas nuevas para ti, cambios, movimientos, decisiones, no te asustes, dice Dios, esto será necesario para que se cumplan mis planes sobre tu vida.
“He aquí se cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, yo os las haré notorias.” Isaías 42:9
3. Tiempo para romper el espíritu de letargo.
Hay un tiempo poderoso de victoria sobre la condición de adormecimiento espiritual, porque te has estado acercando a mi de labios pero tu corazón ha estado muy lejos de mi, has venido de forma religiosa, has estado viendo y oyendo lo que no debes, y has estado desenfocado, esta es la hora para derribar, arrancar, romper, destruir el espíritu de letargo que te provoca muerte espiritual, ahora quito el sobrepeso espiritual que te cansa y te agota con gran pesadez y no te permite avanzar, deja que se caiga el pecado de tu vida, renuncia a toda distracción que te quita tiempo y no te deja caminar en libertad plena. Declara el Señor.
“Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;”. Isaías 29:13
4. Tiempo de lámpara encendida.
Dice el Señor: Tengo un llamado para mí pueblo “prepárense, estén siempre listos”, esfuércense para que su aceite no sea escazo, vayan y compren su propio aceite, no escatimen recursos para estar listos a pagar el precio de vivir una vida santa conforme a mi corazón, quita de tu boca: “mañana lo voy a hacer, mañana volveré, mañana si, hoy es el día para que tu lámpara se encienda.
“Las despreocupadas llevaron sus lámparas, pero no llevaron aceite para llenarlas de nuevo; en cambio, las previsoras llevaron sus botellas de aceite, además de sus lámparas.” Mateo 25:3-4 (DHH)
5. Tiempo de Primavera
Esta es tu mejor temporada, comienzan a verse nuevos comienzos, es tu tiempo de florecer, tu pasto está verde, se escucha el canto de las aves, sacúdete de la antigua estación, la primavera anuncia la resurrección que celebra el triunfo de la vida sobre la muerte, anuncia los primeros frutos, hay un cambio del manto de luto en un manto de alegría, este es el tiempo de la transición del lamento al baile, de la tristeza al gozo, es tiempo de crear, camina con nuevo entusiasmo, Yo estoy poniendo sobre tu cabeza corona de gloria, te visto de poder y lleno tus fuentes de gozo. Dice el Señor.
“Señor, has traído una gran alegría; muy grande es el gozo. Todos se alegran delante de ti como en tiempo de cosecha, como se alegran los que se reparten grandes riquezas.” Isaías 9:3 (DHH)
6. Tiempo para quebrar el yugo del opresor.
Ciertamente estoy quebrando el yugo del opresor en las naciones, dice el Señor a todos los pueblos de la tierra, el opresor de tu nación que trajo persecución, destruccion, muerte sin límites, pobreza, oprobio, guerra, caos, desastres, corrupción, injusticia y toda clase de mal, caerá, lo estoy debilitando, se ha desvanecido ha caído su fuerza, él y su ejército han entrado en confusión y se destruirán entre ellos mismos. Cada opresor de cada nación tiene sus días contados, no avanzarán más pues hay decreto de expulsión de cada territorio.
“y los libré de su poder. También los libré del poder de todos sus opresores, a quienes expulsé de la presencia de ustedes para entregarles su tierra.” Jueces 6:9 (NVI)
7. Tiempo para estar en el lugar y hora indicada.
No temas llegarás a tiempo, el reloj está alineado a tu favor, se activan sobre tu vida conexiones del reino, habrá lugares donde nada será hecho hasta que tú llegues, está es tu hora, estarás en el kairos de Dios, en el lugar indicado, habrá provisión para boletos, puertas abiertas en las fronteras, aprobaciones, permisos, estarás en el momento preciso, y lo que ha de ser, será. Hay una agenda nueva, un reloj nuevo, una nueva historia. Declara el Señor.
“¿Son éstos todos tus hijos? —Queda el más pequeño —respondió Isaí—, pero está cuidando el rebaño. —Manda a buscarlo —insistió Samuel—, que no podemos continuar hasta que él llegue. Isaí mandó a buscarlo, y se lo trajeron. Era buen mozo, trigueño y de buena presencia. El Señor le dijo a Samuel: —Éste es; levántate y úngelo.” 1 Samuel 16:11-12 (NVI)
8. Tiempo de aguas frescas y profundas.
Pueblo mío tu tiempo de sequía terminó, estoy saciando tu sed, porque ha sido largo el camino, y no sabías cuando iba a terminar, aguas frescas son derramadas sobre ti, buenas noticias de lejanas tierras vienen en camino. Te anuncio que viene un tiempo poderoso de salvación en las ciudades esas aguas frescas se derramarán como un río que entra por todos lados, serán escuchadas buenas nuevas en todo lugar, vas a tener que meter en ese río a tus familiares, amigos, compañeros, vecinos a todos, ha sido desatada transformación, vida, sanidad, restauración, el río de aguas frescas trae los milagros, lo sobrenatural, traen alegría a la ciudad. Dice Dios.
“Como el agua fresca a la garganta reseca son las buenas noticias desde lejanas tierras.” Proverbios 25:25 (NVI)
“Por donde corra este río, todo ser viviente que en él se mueva vivirá. Habrá peces en abundancia porque el agua de este río transformará el agua salada en agua dulce, y todo lo que se mueva en sus aguas vivirá.” Ezequiel 47:9 (NVI)
9. Tiempo de nueva vegetación espiritual y Ministerial.
Por mucho tiempo has sembrado tiempo, esfuerzo, recursos, etc., y tu cosecha no ha correspondido a dicha siembra ha sido una mala vegetación, pero hay un cambio en la estación te voy a dar un liderazgo que sea como hierbas que dan semilla, que en si mismas tienen el potencial de ser árboles grandes y fuertes que además de tener raíces profundas, tienen follaje capaz de cubrir a otros, que no sólo producen frutos sino que dicho fruto tiene semillas que seguirán dando su cosecha en su tiempo. Declara el Señor.
“Comenzó a brotar la vegetación: hierbas que dan semilla, y árboles que dan su fruto con semilla, todos según su especie. Y Dios consideró que esto era bueno.” Génesis 1:12 (NVI)
10. Tiempo para caminar en integridad.
Me deleito con los íntegros, yo defiendo su causa, sus oraciones son escuchadas, sus peticiones son respondidas, porque caminan en la verdad, yo soy la verdad. Tu adversario siempre vendrá y te querra engañar, y poner trampas delante de ti, pero recuerda que tú eres un José, un Daniel, una Ester, una Abigail, no cedas, no lo oigas, no hagas alianzas con el. Fortalécete en mi yo te ayudo. Dice el Señor.
“El que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón.” Salmos 15:2
DECRETOS APOSTÓLICOS:
1. Decretamos libertad a los que están en cautividad.
2. Decretamos efectiva y vigente el poder de la sangre de Jesus.
3. Decretamos orden de desalojo al opresor asignado en cada nación.
4. Decretamos que se quiebran cerrojos de bronce y de hierro.
5. Decretamos apertura de puertas de gracia, misericordia y justicia.
6. Decretamos que ocurrirá todo lo contrario a la agenda de nuestro enemigo.
7. Decretamos que el Espíritu de resurrección hará retroceder la muerte en nuestra nación.
BENDICIONES:
Amados hermanos estamos en un tiempo maravilloso de gran victoria y de mucho crecimiento en nuestra vida, los bendecimos y les declaramos un gran avance.
“¡Nadie cree lo que hemos proclamado! ¡Nadie ha sido testigo del poder de Dios! Era como tierno retoño que brota de una raíz en tierra seca. No había nada de belleza en él. No tenía atractivo como para desearlo. Todos lo despreciaron y lo rechazaron. Fue un hombre marcado por el dolor y habituado al más amargo sufrimiento. Todos evitábamos mirarlo, lo ignorábamos y lo considerábamos como harapo pisoteado en el camino. Y sin embargo, el sufrimiento que él padeció es el que a nosotros nos correspondía, nuestras penas eran las que lo agobiaron. Y nosotros pensábamos que sus tribulaciones eran castigo de Dios por sus propios pecados, ¡pero él fue herido y maltratado por los pecados nuestros! ¡Se le castigó para que nosotros tuviéramos paz, lo azotaron y nosotros fuimos sanados por su sufrimiento! Nosotros fuimos quienes nos extraviamos como ovejas, nosotros, quienes seguimos nuestro propio camino. ¡Pero Dios echó sobre él la culpa y los pecados de cada uno de nosotros! Fue oprimido y afligido, pero no pronunció ni una sola palabra de queja. Como si fuera un cordero lo llevaron al matadero; como muda oveja ante sus trasquiladores, permaneció callado ante quienes lo condenaban. De la cárcel y del juicio se lo llevaron a la muerte. Pero ¿quién entre el pueblo de aquel tiempo se dio cuenta de que era por los pecados de ellos que él moría, que él sufría el castigo que a ellos correspondía? Lo sepultaron como a delincuente en la tumba de un rico, pero él no había hecho mal alguno, jamás pronunció una palabra perversa. Sin embargo, fue Dios mismo el que decidió humillarlo y hacerlo sufrir hasta la agonía. Pero el siervo ofreció su vida en sacrificio por nuestros pecados. Por eso, tendrá una larga vida y llegará a ver sus descendientes. Todos los planes de Dios se harán realidad por medio de sus manos. Y después de tanto sufrimiento comprenderá por qué fue necesaria su obediencia y su intercesión. Porque fue mediante su sufrimiento y por haber llevado sobre sí el pecado de muchos que mi siervo hará que ellos sean declarados inocentes y aceptados por Dios. Por lo tanto, yo le daré como premio toda la honra y todo poder.”
Isaías 53:1-12 (NBD)
Presbiterio apostólico-profético de Ministerios Elías
El Salvador, Centroamérica, abril del 2017
www.ministerioselias.org profetas99@yahoo.com mercedes_cristales_aquino@yahoo.com

JEHOVA ES NUESTRO PASTOR, NADA NOS FALTARA

Nuestro Señor Jesucristo declaró en su Palabra, que mientras estemos en este mundo tendremos aflicciones en Juan 16:33, pero también debemos de recordar siempre que Dios es mas poderoso que todas esas aflicciones que nos invaden.
Cuando sintamos que nuestro corazón esté a punto de desfallecer, recordemos su Palabra que viene directamente de nuestro Padre Celestial, Él es nuestro Pastor. Aquellos que hemos recibido a Jesús como nuestro Señor y Salvador, somos sus hijos comprados a precio de sangre, somos ovejas de su prado y siempre estamos bajo su cuidado, nada nos faltará. Su Palabra es esa agua de vida que refresca nuestro espíritu, nos purifica, y nos llena de energía para seguir el camino, no estamos solos, Jehová nos pastoreará siempre y nos hará descansar en verdes pastos.
La Biblia nos asegura en el Salmos 23:1 al 4
"Jehová es mi pastor; nada me faltará.
En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento"
.

martes, 14 de marzo de 2017

PALABRA PROFETICA MARZO 2017

 
1. Tiempo del aceite fresco.
Estoy trayendo sobre ti una nueva unción, la unción que te habilitará para cumplir con tu llamado en la estación nueva en la que te estoy introduciendo. Una estación de mucho crecimiento, una estación de muchas victorias, una estación de crecimiento en tu influencia, una estación en la cual estoy ensanchando tu territorio y en la que verás como tus enemigos son derribados y destruidos. No temas sobre tus necesidades porque la unción desatará en ti la provisión sobrenatural, los recursos vendrán a causa de la nueva unción. También se desatará mayor revelación, dejarás de ser uno con una visión local y recibirás una visión global, porque has sido llamado a tener una visión y un nivel de influencia global. Te conectaré con muchos que son líderes globales, junto a ellos tu nivel de influencia, tu nivel de acción y tu visión, aumentarán.
Te voy a hacer crecer trayendo desafíos mayores que tus capacidades, mayores que tu experiencia, mayores que tus recursos, mayores que tus expectativas, pero no temas que yo te creé para que lo puedas hacer, Te daré la capacidad de hacerlo, te daré los recursos, te ungiré con mi aceite fresco y te daré la fuerzas para que lo hagas, declara el Señor.
“Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco.” Salmos 92:10
2. Tiempo de Jeremías 33:3.
Viene un tiempo de mucha revelación, yo sé en detalle lo que viene para tu vida, tu familia, tu iglesia, tu ciudad, tu nación y para toda la tierra. Yo planifiqué desde la eternidad toda la historia, por lo tanto, pregúntame sobre lo que viene por delante, entra a mi aposento secreto, llega delante de mi trono y pregúntame. Yo te haré conocer los secretos sorprendentes. El bien vencerá al mal, los hijos de la luz vencerán a los hijos de las tinieblas, muchos de los malos serán rescatados de las garras de Satanás y se convertirán en grandes guerreros del Reino de la Luz. La tercera guerra mundial de Dios ya ha sido desatada y el enemigo ha comenzado a perder la guerra, el enemigo está promocionando una falsa victoria suya, pero no son noticias verdaderas, el Reino de Dios está avanzando y las tinieblas están retrocediendo. Brasil está entrando a un tiempo de mayor avivamiento, igual está sucediendo en toda Sur América, especialmente en Venezuela; también Centro América y Norteamérica. El reino de Dios está avanzando en toda la tierra.
Pero hay también muchas otras grandes cosas que quiero revelarte. Quiero hablarte de mis planes específicos para contigo, para tu familia, tu iglesia local y para tu ciudad y tu nación, así que pregúntame, pídeme QUE te revele mis planes y yo lo haré, dice el Señor.
“pídeme y te daré a conocer secretos sorprendentes que no conoces acerca de lo que está por venir.” Jeremías 33:3 (NTV)
3. Tiempo para cerrar ciclos de tres años.
Este es el tiempo en que un ciclo que comenzó hace tres años en tu vida se está cerrando y se está inaugurando un nuevo ciclo de tres años. El ciclo anterior estuvo marcado por grandes desafíos, por muchas batallas, por bastantes obstáculos que sortear. El nivel de oposición a veces fue grande y tenía la intención de dañarte y de incapacitarte para que no avanzarás. Pero todo eso terminó, ahora estás entrando en un ciclo de crecimiento ministerial, un ciclo de mucho fruto, un ciclo de bendición en tus finanzas, un ciclo de recoger el doble. Alista tus alas porque también volaras a mayores alturas, porque subirás por encima de los obstáculos y avanzarás rápidamente hacia la nueva estación. Pareciera que al final del ciclo anterior todo se volvió estático, sin embargo ahora todo adquirirá una gran dinámica. Pasarás de la escasez a la abundancia, de la sequía a la lluvia, de la esterilidad a la fertilidad, de la soledad al compañerismo, del anonimato al reconocimiento. Tu mejor tiempo está llegando, alégrate y recíbelo, declara el Señor.
“Al que nos recuerda, aunque estemos desvalidos, su gran amor perdura para siempre.” Salmos 136:23 (NBD
4. Tiempo de claridad en tu proceso.
Yo comencé una gran obra en tu vida, la cual voy perfeccionando. Estoy desarrollando un propósito y un plan perfecto. Quizás tú no siempre lo entiendas, pero ahora, en este tiempo, traeré claridad a tu corazón de lo que estoy haciendo, eso te dará paz y gozo. Te daré revelación de que es lo que estoy haciendo y cómo lo estoy haciendo y de cómo todo lo que te sucede se explica dentro del propósito eterno para tu vida. Lo que te ha parecido cómo un gran rompecabezas, ahora tendrá sentido porque te revelaré la imagen completa que te ayudará a entender cómo cada pieza está siendo colocada, declara el Señor.
“Entenderé el camino de la perfección Cuando vengas a mí. En la integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa.” Salmos 101:2
“estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” Filipenses 1:6
5. Tiempo de llamado para los “Samueles”.
Yo estoy levantando una generación de gente de mi presencia que estén listos a escuchar mi voz, que estén dispuestos a levantarse y que también estén dispuestos a obedecerme. Me estoy moviendo entre la gente joven para llamar a cada uno por su nombre y hacerles saber mis planes. Son aquellos que han decidido no contaminarse, que han decidido consagrarse y vivir para mí. Yo los levantaré para traer un nuevo tiempo, para que sean jueces en medio de Mi Pueblo, para que lo dirijan y lo juzguen con la palabra revelada y a través de ellos manifestaré mi poder y mis juicios sobre toda la tierra.
Yo estoy juzgando a la vieja generación que han contaminado su llamado, han contaminado sus vidas, siguiendo los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida. Una generación que menospreció mi casa, menosprecio mi llamado y menospreció el vivir en santidad. Pero antes que la luz sea apagada, yo estoy llamando a los Samueles para que mantengan encendida la lámpara y preparen un pueblo bien dispuesto y vestidos con ropas blancas y santas, para recibir el retorno del Señor, dice el Espíritu.
“Samuel estaba durmiendo en el templo de Jehová, donde estaba el arca de Dios; y antes que la lámpara de Dios fuese apagada, Jehová llamó a Samuel; y él respondió: Heme aquí… Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces: ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye.” 1 Samuel 3:3-4, 10
6. Tiempo de oportunidad para volver al Señor.
Estoy manifestándote mi gracia y te estoy llamando a volverte a mi. Si te vuelves a mi te limpiaré, te restauraré, te pondré nuevamente en la posición que te corresponde como hijo, como uno que ha sido llamado, como ministro. Yo te amo con todo mi corazón, pero te fuiste siguiendo tus propios deseos, tu propia naturaleza pecaminosa y las consecuencias que eso te ha traído han sido dolorosas, pero no temas porque yo tengo poder para restaurarte, yo tengo planes para ti que aún están vigentes. Tengo ropa limpia, tengo anillo, tengo un becerro preparado para celebrar tu regreso, así que vuélvete a mi, dice el Señor.
“Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.” Jeremías 15:19
7. Tiempo de oír la voz De Dios: “No mires hacia atrás”.
El tiempo del juicio ha comenzado sobre la tierra, por eso debes avanzar en tu llamado y seguir adelante, debes subir a la montaña, debes subir al lugar de mi presencia, debes correr y no detenerte. No debes mirar hacia atrás, no debes tener nostalgia por las cosas que dejaste atrás, por las cosas que atraían tu atención y te mantenían atado a la cultura del pecado, al engaño de los placeres de este mundo. Todo eso solo te trajo placer momentáneo y dolor permanente, además de culpa y vergüenza. Pero es el tiempo de avanzar a la montaña, porque la guerra se pondrá más intensa y desde la montaña podrás vencer a tus enemigo y destruirlos. No mires hacia atrás, porque si lo haces te quedarás paralizado y el enemigo te destruirá fácilmente, pero si corres y subes a la montaña de mi presencia serás salvo y verás la destrucción de los enemigos y cumplirás con tu llamado, dice el Señor.
“Apenas salieron de la ciudad, uno de los ángeles les dijo: —¡Corran para que se salven de morir! ¡No miren hacia atrás, ni se detengan en ninguna parte de esta llanura! ¡Vayan a las montañas, para que no perezcan!” Génesis 19:17 (NBD)
8. Tiempo del “día señalado” para tu respuesta.
Escogí un día especial de respuestas para ti, lo escogí bien, lo escogí desde la eternidad y quiero anunciarte que en este tiempo, en este mes es el tiempo de ese día señalado. Yo voy a cumplir mis promesas, voy a darte las respuestas que has estado esperando, voy a llevarte a un momento de reposo, pero también de gran celebración y de gran gozo. Ya no experimentarás tristeza ni desconsuelo, porque yo haré que tu gozo sea grande cuando veas el cumplimiento de tus peticiones y el cumplimiento de mis promesas, dice el Señor.
“¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo.” Génesis 18:14
9. Tiempo de transición de la estación del afán a la estación del reposo.
Voy a romper todo acuerdo que has establecido con el afán, con la ansiedad y con la preocupación por las cosas de está vida. Voy a liberarte del temor al mañana, del temor a no tener vestido, casa, comida o muchas otras cosas. Voy a hacer que experimentes una transición de la estación del afán a una estación del reposo. Ahora el reposo será tu fortaleza, el reposo será tu marca, será tu manera de vivir. Debes recordar que Yo Soy tu sustentador, tu proveedor y tu descanso, dice el Señor.
“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” Mateo 6:31-33
10. Tiempo de resoluciones legales a tu favor.
Yo soy tu juez, estoy a la defensa tuya. Así que puedes venir confiadamente delante de mí y traer tus demandas legales y te haré justicia de todos tus adversarios. Trae delante de mi los documentos legales sobre los que quieres que resuelva a tu favor y yo te daré las resoluciones favorables que necesitas y esperas. Este es un tiempo de gracia para ti, un tiempo en el que haré que el adversario te devuelva lo que te quitó, en el que haré que suelte lo que te ha retenido y que abra las puertas que te cerró, declara el Señor.
“Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará.” Isaías 33:22
11. Tiempo para cambiar tu lamento en baile.
Tienes que decidir que no seguirás más en tristeza, que no mantendrás tu alianza con el dolor ni el lamento, sino que lo cambiarás por alegría, ordénale a tu alma que deje el abatimiento, que renuncie a la tristeza, que se enfoque en la alabanza, que se mantenga aferrada a las promesas; ordénale a tu alma que recuerde todos los beneficios que yo le he dado y que te he prometido, para que en ves de la angustia pase un tiempo de esperanza, de gozo y de baile, de danza. Este es el tiempo de cambiar el lamento en baile, declara el Señor.
“Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría. Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre.” Salmos 30:11-12
12. Tiempo para ser librado de la emboscada y trampa del enemigo.
Este es el tiempo que te libraré de tus enemigos, te libraré de todas sus acechanzas y de todas sus emboscadas y trampas que ha puesto contra ti. Quiero anunciarte un tiempo de gran victoria, el enemigo no podrá hacerte caer, porque contigo estoy para librarte y para darte poder en contra de el. No solo saldrás librado, sino que haré que tus enemigos caigan en sus mismas trampas y que sean confundidos y derrotados. Verás como no podrá cumplir lo que burlándose te ha dicho que hará. Este es un año de gran victoria, un año para avanzar en tu carrera y para disfrutar la Libertad que te estoy dando, dice el Señor.
“Él te librará del lazo del cazador, De la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.” Salmos 91:3-4
“Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros.” 2 Crónicas 20:22

DECRETOS:
1. Decretamos debilitada toda fuerza del enemigo en contra del pueblo de Dios, así como Sísara en tiempos de Barak y Débora, fue derrotado y muerto por mano de una mujer (Jael), así será en este tiempo, las más grandes victorias han sido preparadas para las mujeres.
2. Decretamos autoridad profética para callar bocas llenas de burla, amenazas, ofensas, murmuración, difamación, maldición, acusación, agravio; como lo hizo Jesus en la tormenta y mando a callar al espíritu que se movía en las aguas y le dijo: “calla y enmudece”.
3. Decretamos la vara de disciplina contra la arrogancia, orgullo, vanidad, egoísmo y prepotencia.
4. Decretamos que la verdad sacará a luz todo lo que está en oculto, y será expuesto y juzgado por la verdad.
5. Decretamos que toda venda mágica puesta sobre tus ojos y tu mente para no entender la palabra del Señor y su voluntad se rompe hoy.
6. Decretamos libertad espiritual para todos aquellos que están cautivos en prisiones de inmoralidad, depresión, adicciones, mentira y rebeldía.
7. Decretamos milagros de sanidad en enfermedades como cancer, lupus, insuficiencia renal, esterilidad, hiper e hipo tiroidismo, diabetes, artritis, obesidad, presión arterial y flebitis.

BENDICIONES:
Amados hermanos queremos bendecirles y alegrarnos por las buenas noticias que el Señor tiene para todos nosotros. Les anticipamos un tiempo de gran gozo de parte del Señor.
“Habló David a Jehová las palabras de este cántico, el día que Jehová le había librado de la mano de todos sus enemigos, y de la mano de Saúl. Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste. Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado, Y seré salvo de mis enemigos. Me rodearon ondas de muerte, Y torrentes de perversidad me atemorizaron. Ligaduras del Seol me rodearon; Tendieron sobre mí lazos de muerte. En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios; Él oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó a sus oídos. La tierra fue conmovida, y tembló, Y se conmovieron los cimientos de los cielos; Se estremecieron, porque se indignó él. Humo subió de su nariz, Y de su boca fuego consumidor; Carbones fueron por él encendidos. E inclinó los cielos, y descendió; Y había tinieblas debajo de sus pies. Y cabalgó sobre un querubín, y voló; Voló sobre las alas del viento. Puso tinieblas por su escondedero alrededor de sí; Oscuridad de aguas y densas nubes. Por el resplandor de su presencia se encendieron carbones ardientes. Y tronó desde los cielos Jehová, Y el Altísimo dio su voz; Envió sus saetas, y los dispersó; Y lanzó relámpagos, y los destruyó. Entonces aparecieron los torrentes de las aguas, Y quedaron al descubierto los cimientos del mundo; A la reprensión de Jehová, Por el soplo del aliento de su nariz. Envió desde lo alto y me tomó; Me sacó de las muchas aguas. Me libró de poderoso enemigo, Y de los que me aborrecían, aunque eran más fuertes que yo. Me asaltaron en el día de mi quebranto; Mas Jehová fue mi apoyo, Y me sacó a lugar espacioso; Me libró, porque se agradó de mí. Jehová me ha premiado conforme a mi justicia; Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado. Porque yo he guardado los caminos de Jehová, Y no me aparté impíamente de mi Dios. Pues todos sus decretos estuvieron delante de mí, Y no me he apartado de sus estatutos. Fui recto para con él, Y me he guardado de mi maldad; Por lo cual me ha recompensado Jehová conforme a mi justicia; Conforme a la limpieza de mis manos delante de su vista. Con el misericordioso te mostrarás misericordioso, Y recto para con el hombre íntegro. Limpio te mostrarás para con el limpio, Y rígido serás para con el perverso. Porque tú salvas al pueblo afligido, Mas tus ojos están sobre los altivos para abatirlos. Tú eres mi lámpara, oh Jehová; Mi Dios alumbrará mis tinieblas. Contigo desbarataré ejércitos, Y con mi Dios asaltaré muros. En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová. Escudo es a todos los que en él esperan. Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios? Dios es el que me ciñe de fuerza, Y quien despeja mi camino; Quien hace mis pies como de ciervas, Y me hace estar firme sobre mis alturas; Quien adiestra mis manos para la batalla, De manera que se doble el arco de bronce con mis brazos. Me diste asimismo el escudo de tu salvación, Y tu benignidad me ha engrandecido. Tú ensanchaste mis pasos debajo de mí, Y mis pies no han resbalado. Perseguiré a mis enemigos, y los destruiré, Y no volveré hasta acabarlos. Los consumiré y los heriré, de modo que no se levanten; Caerán debajo de mis pies. Pues me ceñiste de fuerzas para la pelea; Has humillado a mis enemigos debajo de mí, Y has hecho que mis enemigos me vuelvan las espaldas, Para que yo destruyese a los que me aborrecen. Clamaron, y no hubo quien los salvase; Aun a Jehová, mas no les oyó. Como polvo de la tierra los molí; Como lodo de las calles los pisé y los trituré. Me has librado de las contiendas del pueblo; Me guardaste para que fuese cabeza de naciones; Pueblo que yo no conocía me servirá. Los hijos de extraños se someterán a mí; Al oír de mí, me obedecerán. Los extraños se debilitarán, Y saldrán temblando de sus encierros. Viva Jehová, y bendita sea mi roca, Y engrandecido sea el Dios de mi salvación. El Dios que venga mis agravios, Y sujeta pueblos debajo de mí; El que me libra de enemigos, Y aun me exalta sobre los que se levantan contra mí; Me libraste del varón violento. Por tanto, yo te confesaré entre las naciones, oh Jehová, Y cantaré a tu nombre. Él salva gloriosamente a su rey, Y usa de misericordia para con su ungido, A David y a su descendencia para siempre.” 2 Samuel 22:1-51
Presbiterio apostólico-profético de Ministerios Elías
El Salvador, Centroamérica, marzo del 2017 www.ministerioselias.org profetas99@yahoo.com mercedes_cristales_aquino@yahoo.com

jueves, 9 de febrero de 2017

TODO LO QUE RESPIRA ALABE A JEHOVA



Muchas veces en nuestra vida diaria no nos encontramos con el deseo de dar alabanza a nuestro Dios. Quizá por las circunstancias que estemos atravesando durante el día ya sea en el trabajo, en la escuela, en la familia, estas situaciones pueden provocar en nosotros diversos estados de animo, tales como: enojo, tristeza, desilusión o incluso cansancio.
Pero es en esos precisos momentos, donde para nosotros es difícil hacerlo, donde debemos de dar gracias a Dios por solo el ...hecho de estar vivos y por haber visto hoy la luz del sol, levantarse, caminar, descansar, convivir con la familia, hermanos, amigos.
Como hijos de Dios sabemos que dependemos de él y que todo está en sus manos, en Lucas 12:7 nos dice: "Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos".
En las situaciones difíciles lo menos que pudiésemos pensar es en alabar alegremente a Dios, quizá no es una opción que pase por nuestra cabeza, sin embargo, aunque las situaciones que estemos enfrentando diariamente nos bajen el animo y la energía, por la gracia de Dios, aun seguimos respirando, y eso es solamente por su gracia que nos sostiene. Podremos estar en una grave situación pero la respiración no cesa de nuestro cuerpo.
Hoy debemos decidir que sin importar en la condición, o el lugar donde nos encontremos, debemos recordar que si podemos respirar, solamente eso respirar, es porque Dios es el que nos ha dado ese aliento de vida, porque si quisiéramos soportar la respiración por nosotros no podríamos hacerlo por mucho tiempo. De la misma manera como nos es imposible dejar de respirar no paremos de alabar a Dios.
Mantengamos una constante alabanza y gratitud de todo corazón al Dios que nos provee de una llenura de su Espíritu Santo y veremos desatar el poder sobrenatural, hay liberación espiritual, sanidad y restauración, provisión.
La adoración es e! mejor remedio para la tristeza, el desánimo. Por eso determinemos hoy que "Todo lo que respira alabe a Jehová. Aleluya”.
Al Señor le agrada cuando le alabamos de todo corazón. Si estamos respirando, alabemos a Dios, porque Él Vive y es Digno de toda alabanza.

La biblia nos dice en Salmos 150:6
" Todo lo que respira alabe al SEÑOR. ¡Aleluya! "
Éxodo 15:2
"Mi fortaleza y mi canción es el SEÑOR, y ha sido para mí salvación; éste es mi Dios, y le glorificaré, el Dios de mi padre, y le ensalzaré."
Salmos 145:21
"Mi boca proclamará la alabanza del SEÑOR; y toda carne bendecirá su santo nombre eternamente y para siempre".

lunes, 9 de enero de 2017

ABBA PADRE

Nuestra manera de ver a Dios determina qué tipo de vida vivimos, si creemos o no en sus promesas y en nuestra relación con Él.
Por eso, es importante pensar en Él como el Padre que es para nosotros. Dios es amor, esa es su verdadera esencia, Él quiere lo mejor para nosotros comos sus hijos.
Necesitamos recibir a Dios no solo como nuestro Señor y Salvador, sino también como Padre, y aprender a vincularnos con Él como hijos. La paternidad divina es una de los grandes privilegios y beneficios que nos provee la obra de nuestro Señor Jesucristo.
Al encontrar a Dios como nuestro Padre Celestial encontramos nuestra identidad y ya no somos esclavos del pecado.
Dios es un Padre cercano, amoroso, familiar y personal. Ese es el Padre que nuestro Señor Jesucristo quiere revelarnos y darnos a conocer.
Estamos aquí porque Dios tiene un propósito y un destino ligado a Dios, asi que en cualquier situación que nos encontremos hoy, acerquemos confiadamente al Trono de gracia, para alcanzar misericordia de nuestro Padre Celestial y creamos que las mejores cosas para nuestras vidas están por venir, pero siempre tomados de su mano, porque sin Dios nada somos, con Dios lo tenemos todo, porque es un PADRE AMOROSO. ACERQUEMONOS A EL Y VEREMOS SU GLORIA.
Romanos 8:15 nos dice:
"Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!"

sábado, 17 de diciembre de 2016

PALABRA PROFETICA DICIEMBRE 2016



PALABRA PROFÉTICA DICIEMBRE 2016
 
1. Tiempo de reverdecer
Estos son días especiales para ti porque estoy sacudiendo de tu vida todo lo seco que el desierto te ha dejado, termino tu estación de esterilidad, te probé y fuiste hallado fiel, ahora llega tu temporada de los frutos nuevos y frescos, fruto abundante, el mejor fruto, estoy trayendo sobre ti un tiempo de reverdecer, estoy poniendo vida en ti, un nuevo animo, nuevas fuerzas, una nueva medida de fe. Declara el Señor.
“Y veréis, y se alegrará vuestro corazón, y vuestros huesos reverdecerán como la hierba; y la mano de Jehová para con sus siervos será conocida, y se enojará contra sus enemigos.” Isaías 66:14
2. Tiempo para que nuestros ojos sean abiertos.
Es tiempo de ver lo que yo estoy haciendo a tu favor, ciertamente la batalla ha sido intensa y ha sido más fácil ver tus circunstancias, verte a ti mismo, ver las amenazas de tu enemigo, has experimentado impotencia de enfrentarte a tu adversario que se ha levantado como río contra ti, pero hoy al igual que al siervo de Eliseo abro tus ojos para que veas que son más los que están contigo que los que tiene tu enemigo, yo peleo por ti, y envió mi ejército para defenderte. La victoria es nuestra, dice el Señor.
“Y oro Eliseo y dijo: te ruego oh Jehová que abras sus ojos para que vea...” 2 Reyes 6:17ª
3. Tiempo de recoger botín por cada victoria ganada.
El Señor dice, No temas es mía la guerra, esta vez no será en tus fuerzas pues YO mismo SOY quien pelea, solo párate a ver la victoria. Levanta sonido de alabanza, sonido de gratitud, activa lo profético, declara lo que viene y exáltame pues el enemigo se confunde y se destruye entre si. Las victorias que vienen son grandes y poderosas. Yo te doy victoria en tu familia, ministerio, ciudad, finanzas, en todas tus áreas de influencia y en todas tus batallas personales. Cuando vences en mi nombre siempre hay recompensa, así que prepárate para recoger botín, dice el Señor
“Al llegar Josafat y su pueblo para recoger el botín, hallaron mucho entre ellos, incluyendo mercaderías, vestidos y objetos preciosos que tomaron para sí, más de lo que podían llevar. Y estuvieron tres días recogiendo el botín, pues había mucho. Al cuarto día se reunieron en el valle de Beraca; porque allí bendijeron al Señor. Por tanto llamaron aquel lugar el Valle de Beraca hasta hoy.” 2 Crónicas 20: 25-26
4. Tiempo para experimentar el gozo de la salvación
En este mes voy a desatar por toda la tierra una ola de salvación que se moverá trayendo a los que andan en oscuridad, en angustia y en sombra de muerte y los traeré a la luz admirable de mi presencia. Muévete en medio de todo lugar hablando mi Palabra, hablando de mi a tus amigos, vecinos, compañeros y familiares, pues usaré tu vida para que ellos se encuentren conmigo. Este es mes de las buenas nuevas, mes de romper cadenas que por generaciones han mantenido atados a muchos, pero serán libertados, serán salvos, serán establecidos como hijos del reino, hijos de la Luz. Es tiempo de compartir las buenas nuevas de salvación, pues delante de tus ojos los verás venir a mis brazos con mucha alegría, con una esperanza renovada, y yo les restauraré, les daré el gozo de la salvación. Invítalos a comer contigo, invítalos a orar, invítalos a venir a mi y yo los transformaré delante de tus ojos, los haré nacer espiritualmente, declara el Señor.
“Todo valle será rellenado, toda montaña y colina será nivelada; los caminos torcidos serán enderezados y las sendas disparejas quedarán llanas. Todo el mundo verá la salvación de Dios”». Lucas 3:5-6 ( NBD)
5. Tiempo de victoria contra la soledad
Amado hijo, el enemigo ha venido a hablarte mentiras como: “estás solo en esta circunstancia”, “a nadie le importa lo que estás pasando”, “No molestes a Dios con esta situación pues Él esta ocupado en cosas mas importantes”; Pero mi voz te dice hoy que yo estoy cerca de ti y que nunca te he dejado, te recuerdo mi palabra que dice que aunque tus padres decidieran abandonarte yo no te abandonaré, que con amor eterno te he amado y te he extendido mi misericordia. Amado vuelve a mi, vuelve a la palabra para que tu corazón sea reconfortado y recibas aliento, Yo hecho fuera toda soledad de tu vida, te saco de toda prisión de cautividad en la que voluntariamente te has metido y te invito a disfrutar de los mejores días en mi presencia, llenos de plenitud y del cumplimiento de mi llamado sobre tu vida! Te amo y te declaro que has sido llamado a libertad y a caminar en mi propósito.
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” Hebreos 11:6
6. Tiempo de incremento en la revelación.
Estoy desatando una temporada de mucha revelación en medio de Mi Pueblo, dice el Señor. Mi Espíritu se moverá en medio de la Iglesia trayendo a luz verdades eternas que les ayudarán a avanzar, a conquistar y a poseer las ciudades y las naciones que son su herencia. Iluminaré los corazones de aquellos que paguen el precio de estar en mi presencia, de buscar mi rostro constantemente y de comprar de mi. Voy a revelar a mi Pueblo las estrategias necesarias para avanzar, las estrategias para crecer, las estrategias para poseer lo que les he prometido. También traeré revelación sobre los planes del enemigo para que los desbaraten y lo venzan. Estoy levantando una compañía de hombres y mujeres que tendrán la misma asignación que tenían los hijos de Isacar en medio del ejército de David, ser entendidos en los tiempos y saber lo que mi Pueblo debe hacer. A estos les revelaré los secretos escondidos y los tesoros de revelación muy guardados, declara el Señor.
“De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos.” 1 Crónicas 12:32
“y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados, para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre.” Isaías 45:3
7. Tiempo para desatar a los Jabes
Yo estoy desatando a los más ilustres, a los que su destino natural era desgracia, dolor, sufrimiento; los que estaban destinados a servir como augurio de pobreza, soledad y muerte, pero a quienes por mi Espíritu les ha sido cambiado el destino y más bien serán bendecidos en abundancia, serán ensanchados en su nivel de influencia, sobre quienes mi mano reposará para cuidarlos, guiarlos y sostenerlos y a quienes siempre los libraré para que el mal no los dañe, a quienes les pondré un cerco de protección, a quienes los cubriré con mis alas, así como la gallina cubre a sus pollitos, frente a los que los quieren dañar.
Esta nueva generación está naciendo, están siendo dados a luz ahora en lo natural y en lo espiritual. A ti te he dado el poder de bendecir, de desatar con tus labios, así que habla, bendice y desata a los Jabes que están a tu alrededor, aquellos que ahora lloran de tristeza por las grandes limitaciones en que están viviendo, por el dolor y la angustia que los amenaza constantemente, desátales al nuevo tiempo, desátales al nuevo destino, desátales a la bendición. Es tiempo de desatar a los Jabes de este tiempo, declara el Señor.
“Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor. E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.” 1 Crónicas 4:9-10
8. Tiempo para ver qué Dios apresura su Palabra en tu vida.
El tiempo esta a tu favor, tu expectativa de fe, el ejercicio de la esperanza y la confianza en mi hará que yo apresure lo que te he dicho, lo que a otros les ha tomado mas de 10 años a ti te ocurrirá en la mitad de este tiempo, lo que antes tenías que esperar cinco años, eso se convertirá en 2 años, esta aceleración te llevará a que un mismo día recibas el cumplimiento de mis promesas, estoy moviendo las agujas del reloj a tu favor, yo estoy apresurando mi palabra sobre tu vida, porque has creído sin ver.
“Y me dijo Jehová: Bien has visto; porque yo apresuro mi palabra para ponerla por obra.” Jeremías 1:12
9. Tiempo de sanidades extraordinarias.
Ciertamente yo les traeré sanidad y medicina, esta es tu temporada para ser sano, será establecida mi voluntad sobre tu vida, cambiaré tu lenguaje, pondré palabra de fe en tus labios, pondré un espíritu de guerra dentro de ti para que te levantes en oposición en contra del espíritu de enfermedad, y tendrás el gozo de recibir tu victoria en contra de tus enemigos, prepárate para oír tu diagnóstico cancelado, YO LO HARE! dice el Señor.
“He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.” Jeremías 33:6
10. Tiempo de transición de la mente natural a la mente sobrenatural.
Cerrarás el año con alegría, con gritos de júbilo, porque probarás de mi benevolencia, de mi Gracia, de lo milagroso, de lo sobrenatural, has tenido que pasar por un proceso para que tu manera de pensar sea diferente, la forma de ver la vida, de entender mi voluntad ha ido cambiando, el proceso te ha ayudado a romper paradigmas, antes mirabas de manera natural todo lo que te ocurría, ahora comenzaras a ver qué lo que era imposible para ti para mí no lo es, y esto es sobrenatural, yo romperé el curso natural de las cosas, lo concreto, lo tangible, lo que es lógico, romperé tu incredulidad, derribaré el conocimiento que te ha impedido ir a un nivel mayor de fe, y desataré milagros en tu vida en tu casa, donde te muevas, caminarás sobre las aguas, esta es tu temporada de lo sobrenatural. Dice el Señor.
“Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.” Juan 20:25-29
11. Tiempo para que seas librado del lazo del cazador.
No temas dice el Señor, porque aunque el enemigo anda desesperadamente tratando de atraparte para impedir que llegues a tu destino, a tu propósito, a la meta del supremo llamamiento, el no lo logrará, no podrá detenerte, no podrá cazar tu vida; y las trampas que ha diseñado para tal fin, el mismo caerá en ellas. Tú vida será librada del mal y no te dañará. Yo vuelvo inactiva toda trampa del enemigo. Solo cuídate de amarme con todo tu corazón, de anhelar mi presencia, de buscarme cada día, de vestirte con la armadura que te he dado y yo destruiré todas la metodologías diabólicas, todas las acechanzas y artimañas lanzadas en tu contra. No serás engañado por las mentiras demoníacas, no serás destruido por sus ataques de ira, de difamación, de intimidación, de desilusión, porque contigo estoy para librarte y más bien saldrás victorioso, saldrás fortalecido, permanecerás firme e irás a un nuevo nivel de autoridad, declara el Señor.
“Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré. Él te librará del lazo del cazador, De la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.” Salmos 91:2-4
“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.” Efesios 6:10-11
12. Tiempo de avanzar, no vuelvas a ver hacia atrás.
Yo te he llamado a vivir en la mejor época de la historia de la Iglesia, una época de muchas cosas poderosas del Espíritu, de mucha actividad celestial sobre la tierra, de mucho crecimiento y expansión de la obra de Mi Iglesia, pero también en una época donde el conflicto espiritual será mayor, donde las confrontaciones entre el reino de las tinieblas y el reino de la Luz, también serán muy grandes, donde el enemigo arreciará la batalla, donde atacará con todo el poder que tiene disponible, así que la guerra será mayor, pero de igual manera las victorias de Mi Pueblo serán muy grandes, por lo tanto es tiempo de avanzar, es tiempo de ir más adelante en la tarea de libertar a los cautivos, de sanar a los enfermos y de conquistar la tierra. Este no es tiempo de volver atrás, ni de volver a ver al pasado, de volver a ver a Egipto. No tengas temor porque el enemigo no te podrá destruir, y aunque lo intente Yo estoy contigo como Poderoso guerrero para guardarte y protegerte, para hacerte más que vencedor, declara el Señor.
“Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que oiga como los sabios. Jehová el Señor me abrió el oído, y yo no fui rebelde, ni me volví atrás.” Isaías 50:4-5
DECRETOS:
  1. Decretamos ojos abiertos, oídos atentos, corazón entendido para esta temporada de nuevas asignaciones.
  2. Decretamos cancelada toda sentencia de muerte, cualquier diagnóstico ilegal de enfermedad que te ha sido dado.
  3. Decretamos inactiva la confabulación de brujería en este mes, sacrificios, ofrendas, agendas, emboscadas, confusión y muerte.
  4. Decretamos libertad del espíritu de opresión que ha provocado angustia, desesperación, aflicción, estrés, miedo, eres libre!
  5. Decretamos saldadas toda clase de deudas pendientes en tu vida, en la medida que tú perdones toda deuda que otros tengan contigo así serán saldadas las tuyas.
  6. Decretamos expuesta toda mentira del diablo, lo escondido, encubierto y oculto saldrá a luz, prevalecerá la verdad.
  7. Decretamos cambio de condiciones, nueva atmósfera, cierre de ciclos, nuevos comienzos, apertura de los cielos, puertas abiertas, rompimiento de cerrojos de bronce.
BENDICIONES:
Amados hermanos hemos arribado al último mes de este año y a un mes de muchas manifestaciones de mi favor y de mi amor. Estamos a las puertas de un nuevo tiempo hermoso de parte del Señor, un nuevo año de crecimiento, un nuevo año del mover poderoso del Señor a nuestro favor. Aprovechamos esta oportunidad para bendecir sus vidas y la de su familia.
“SEÑOR, ¡cuánto te amo! Porque eres mi fuerza. El SEÑOR es mi fortaleza, mi roca y mi salvación; mi Dios es la roca en la que me refugio. Él es mi escudo, el poder que me salva. Basta que clame a él para ser librado de todos mis enemigos: ¡Alabado sea el SEÑOR! La muerte me envolvió con sus lazos; y torrentes de maldad se lanzaron poderosos contra mí. El sepulcro me enredó en sus lazos; la misma muerte me clavó su mirada. Atrapado e indefenso, luchaba yo contra las cuerdas que me arrastraban hacia la muerte. En mi angustia clamé al SEÑOR pidiendo ayuda. Y él me escuchó desde su templo; mi clamor llegó a sus oídos. Entonces la tierra tembló y se estremeció, y los cimientos de las montañas se sacudieron y temblaron. ¡Cómo se estremecieron cuando ardió su ira! Humo le salió de la nariz. Espantosas llamas salieron de su boca; lanzaba carbones encendidos. Él abrió los cielos y descendió; bajo sus pies había densas tinieblas. Cabalgando en querubines surcó los cielos sobre las alas del viento. Se envolvió en oscuridad; y ocultó su avance con espesas nubes oscuras. Súbitamente, el esplendor de su presencia rompió de entre las nubes con carbones encendidos y con una granizada. El SEÑOR tronó en los cielos; el Dios que está sobre todos los dioses ha hablado: ¡Qué de granizo! ¡Qué de fuego! Lanzó las tremendas flechas de sus rayos y derrotó a todos mis enemigos. ¡Miren cómo huyen! A causa de tu represión, SEÑOR, las cuencas del mar quedaron a la vista. Sonó tu aliento como trompeta, y las profundidades quedaron desnudas. Desde lo alto extendió su mano, me tomó y me sacó del mar profundo. Me rescató de las aguas profundas. Me liberó de mi recio enemigo, de los que me odiaban; a mí, que estaba indefenso en manos de ellos. El día de mi mayor debilidad, me atacaron; pero el SEÑOR me sostuvo. Me llevó a un sitio seguro, porque en mí se deleita. El SEÑOR me recompensó porque hice lo recto y fui puro, porque yo he cumplido sus mandatos y no he pecado dejando de seguirlo. Mantuve celosamente todas sus leyes; no rechacé ni una sola. Hice cuanto pude por guardarlas todas, y me abstuve de hacer el mal. El SEÑOR me ha recompensado con sus bendiciones conforme a la limpieza de mis manos. SEÑOR, ¡qué fiel eres con los fieles! ¡Que intachable eres con los intachables! Con los puros eres puro, pero hostil con el malvado. Libras a los humildes y condenas a los orgullosos y altivos. Has encendido mi lámpara. Has convertido mis tinieblas en luz. Ahora con tu fuerza puedo escalar cualquier muro, atacar cualquier ejército. ¡Qué grandioso es él! ¡Cuán perfecto en todo! Todas sus promesas se cumplen. Es escudo para todo aquel que tras él se refugia. Porque, ¿quién es Dios sino nuestro SEÑOR? ¿Quién es la roca sino nuestro Dios? Él me llena de fortaleza y me protege por dondequiera que voy. Hace mis pies tan seguros como los de la cabra montés en las laderas. Me lleva a salvo por los riscos. Me prepara para la batalla y me da fuerza para tensar un arco de bronce. Me has dado tu salvación como escudo. Tu mano derecha, SEÑOR, me sostiene; tu bondad me ha engrandecido. Has hecho amplias gradas bajo mis pies para que no resbale. Perseguí a mis enemigos, los alcancé, y no me volví hasta vencerlos a todos. Los aplasté. Ya no pudieron levantarse. Les puse el pie sobre el cuello. Porque tú me has armado con fuerte armadura para la batalla. Mis enemigos tiemblan ante mí y caen derrotados a mis pies. Los hiciste volverse y huir; destruí a cuantos me odiaban. Gritaron pidiendo ayuda, pero nadie se atrevió a rescatarlos; clamaron al SEÑOR, pero él se negó a responderles. De modo que los hice polvo y los lancé al viento. Los arrojé como basura del piso. Me diste la victoria en toda batalla. Vinieron las naciones y me sirvieron. Hasta los que yo no conocía vinieron a postrarse ante mí. Extranjeros que nunca me han visto se someten al instante. Temblorosos de miedo salen de sus fortalezas. ¡Dios vive! Alaben al que es mi gran roca. ¡Exaltado sea Dios mi Salvador! Es el Dios que castiga a quienes me dañan y somete a las naciones ante mí. Él me rescata de mis enemigos. Me exalta sobre ellos. Me guarda de tan poderosos adversarios. Por eso, SEÑOR, te alabaré entre las naciones. Muchas veces me has librado milagrosamente, a mí, el rey que has elegido. Has sido amoroso y bueno para conmigo y lo serás para con mis descendientes.” Salmos 18:1-50 (NBD)
Presbiterio apostólico-profético de Ministerios Elías
El Salvador, Centroamérica, Diciembre del 2016
www.ministerioselias.org profetas99@yahoo.com mercedes_cristales_aquino@yahoo.com

viernes, 16 de diciembre de 2016

DIOS ESTA CONTIGO

Para conocer a un Dios Proveedor, tenemos que pasar por la escasez, para conocer a Dios Sanador, tenemos que pasar por la enfermedad, para conocer a un Dios Justo, tenemos que ser pasar por la injusticia, para conocer a un Dios Todopoderoso, tenemos que pasar por situaciones que creemos que son imposibles de solucionar….
CADA UNA DE ESAS SITUACIONES SON EL ESCENARIO DONDE DIOS SE GLORIFICARÁ….
PARA EL NO EXISTE NADA IMPOSIBLE!!!
Por esa razón lo que estamos viviendo, es temp...oral , lo que estamos pasando es una oportunidad más para que Dios se muestre a nuestras vidas, es para llamar nuestra atención y decirnos: “No te olvides de mi”, y es que es tan lindo Dios, que Él busca cada día una manera diferente de cómo encontrarse con nosotros, de cómo decirnos: “Hija o Hijo amada,(O) estoy acá contigo” y aunque muchas veces no lo percibimos, te puedo asegurar que Él siempre ha estado ahí y quiere bendecirnos.
Deuteronomio 7:21
"No te asustes ante ellos, pues el Señor tu Dios, el Dios grande y temible, está contigo"

sábado, 30 de julio de 2016

DIOS QUIERE HABLAR A NUESTRO CORAZON

Todos en algún momento nos vemos obligados a cruzar por el desierto de las circunstancias difíciles para poder seguir nuestro camino. Cuando somos llevados al desierto, llegan a nuestras vidas días en los cuales deseamos hallar refugio pero no lo encontramos, es el desierto donde la felicidad que acompaña la relación con Dios es puesta a prueba en medio del silencio, la lucha y el temor. Es en los desiertos donde experimentamos en nuestro corazón una profunda necesidad del toque sobrenatural de Dios para poder seguir adelante.
Pero Dios nos dice a través de su Palabra que está con nosotros todos los días de nuestras vidas, así que debemos estar seguros que podemos pasar nuestros desiertos en victoria.
Es importante reconocer que la Palabra de Dios y sus promesas debemos de grabarlas en nuestra mente y en nuestro corazón, porque es allí donde el manantial de poder fluye y la victoria comienza en nosotros, en nuestro ser interior, alma y espíritu, de ello depende nuestra victoria cuando todo nuestro ser se alinea en el propósito de Dios.
Como hijos de Dios siempre seremos llevados por El a los desiertos espirituales, allí serán tiempos de quebrantamiento, de humillación y profunda enseñanza. El Señor permite los desiertos espirituales porque desafían nuestra fe para que nos demos cuenta que la única fuente de nuestra provisión es Él. Es en esos momentos cuando nadie entiende o comprende por lo que estamos pasando y aún cuando parezca que estamos acorralados y sintamos que estamos entre la espada y la pared, no debemos dudar de que El está contigo y conmigo, porque allí Dios se va a manifestar y va abrir caminos a los que confiamos en El.
Es tiempo de abrir los ojos y ver la salida del desierto, tener paciencia, paz, perseverancia y fe, porque Dios no nos ha dejado solos. Él está ahí en medio del desierto esperando que lo superemos confiando en El.
Nuestro Señor Jesús ya pagó el precio en la cruz del calvario y quiere que vivamos libres de ataduras para poder disfrutar de sus grandezas. Decidamos hoy, en medio de los desiertos renovar nuestra mentalidad. Para pasar de un nivel de victoria a otro más grande, necesitamos dejar nuestros pensamientos negativos, pensamientos de esclavitud y estar dispuestos a abrazar nuevos pensamientos que vienen de Dios. Dios nos está llevando a la tierra prometida, estamos caminando en el desierto, pero la Palabra de Dios es la comida que nos va a sustentar hasta que lleguemos a la tierra prometida.
La Biblia nos dice en Oseas 2:14:
“Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón”

martes, 17 de mayo de 2016

ALABAR A JEHOVA EN TODO TIEMPO

Como hijos de Dios debemos de vivir agradecidos y alabarle en todo tiempo por lo que El es, no sólo cuando las cosas nos salen bien y estamos contentos, sino que también debemos de aprender a alabarle en todo tiempo, aún cuando estemos pasando por momentos difíciles, no es fácil, no claro que no, pero debemos de decirle a nuestra alma como David en el Salmo 103:1."bendice alma mía a Jehová y bendiga todo mi ser su santo nombre"
No debemos de depender de nuestros sentimien...tos, porque ellos muchas veces nos dominan, tenemos que sujetarlos a la fe y a la Palabra de Dios, sino nuestra vida será inestable y viviremos en una constante queja, y Dios desea que le alabemos en todo tiempo, pues nuestra vida es de vivir en fe, y solo ejercitando nuestra fe, veremos las promesas cumplirse más pronto de lo que imaginamos, porque Dios honra nuestra fe y no nos deja avergonzados.
Por eso hoy comencemos a poner en práctica el alabar a Dios en todo tiempo, cuando las cosas nos salgan bien, o cuando no nos salgan bien y estemos atravesando luchas y dificultades. Alabemos a Dios en medio de nuestras dificultades y veremos como la gloria de Dios descenderá sobre nuestras vidas y nos bendecirá y nos cubrirá y nos dará la victoria.
La adoración nos ayuda a estar en sintonía con su Espíritu, y somos bendecidos cuando lo hacemos hace que poder salga de Él y somos bendecidos.
Alabar es una forma de sacrificio. La alabanza es una muestra de fe sobrenatural.
Cuando somos capaces de alabar a Dios y de adorarlo en medio de las pruebas, suceden milagros inesperados. Uno de ellos es sentir paz en nuestra alma y la firme convicción de que Dios tiene todo bajo control, y que pronto nos anunciará la victoria a nuestras peticiones.
Comencemos hoy a darle nuestra mejor alabanza y nuestra mejor adoración, y veremos con certeza cómo el poder fluye en nuestras vidas y los milagros se vuelven cotidianos, mientras las rejas se abren y somos liberado de toda aflicción. Celebremos la vida en medio de la medianoche más fría y húmeda, porque Dios ilumina nuestro camino y nos da la victoria. Porque Dios nunca nos deja solos, su misericordia es cada mañana y su fidelidad es cada noche, ALELUYA.
Salmos 92: 1-2
"Bueno es alabarte, oh Jehová, Y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo; Anunciar por la mañana tu misericordia,
Y tu fidelidad cada noche",

viernes, 15 de enero de 2016

MAS NOSOTROS TENEMOS LA MENTE DE CRISTO

Como hijos de Dios hemos sido equipados para caminar en victoria sobre el enemigo. La Biblia es clara cuando nos dice que Cristo ha venido para darnos vida y vida en abundancia. Dios no quiere que la mente de sus hijos estén bajo opresión llenos de angustia, el afán y la ansiedad porque todo ello da lugar a malos pensamientos y todo eso no viene de Dios. Sino que el enemigo quiere destruirnos a través de los pensamientos.
Así que si estamos pasando situaciones difíciles de sobrellevar aferrémonos a Dios y sus promesas que son una verdad presente. Que aunque no veamos aun las respuesta de cierto que Dios esta trabajando a nuestro favor.
Por eso nuestros pensamientos deben de estar sujetos al Señorío de Cristo y no creer a las mentiras del enemigo que solo ha venido a robar, matar y destruir.
Es tiempo que hagamos un alto en el camino y decidamos confiar en Dios, pese a cualquier situación difícil que atravesemos y cambiemos de actitud.
Primeramente tener una actitud de arrepentimiento porque nos hemos llenado de pensamientos negativos que no vienen de Dios. Tengamos una ruptura del ciclo de malos pensamientos. Activemos nuevos pensamientos de bendición teniendo un compromiso personal con Dios y tomar una actitud militante del ejercito de Dios. Porque con Cristo somos mas que vencedores.
La Biblia es clara cuando nos dice en 1a. Corintios 2.16
"Porque ¿Quién conoció la mente del Señor? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo".

lunes, 4 de enero de 2016

VIDEOS DE MI TESTIMONIO DE SANIDAD DE CANCER INVASIVO PARA LA GLORIA DE DIOS









EN EL VIDEO NO TENIA CABELLO, ESTOY USANDO UNA PELUCA A CAUSA DE LA QUIMIOTERAPIA.

FUENTE : CANAL 17 EN EL SALVADOR.
TABERNACULO BIBLICO BAUTISTA "AMIGOS DE ISRAEL".

PROGRAMA: CONOCIENDO SUS MARAVILLAS.

CONDUCIDO : LIC. CECILIA DE SOSA.

domingo, 3 de enero de 2016

MAS YO A JEHOVA MIRARE Y EN EL ESPERARE

Dios quiere que nos levantemos y hagamos un alto en el camino, que no importan las circunstancias que a veces nos hacen sentir derrotados y que ya no podemos más. Recordémonos que nuestro Dios es luz y salvación, el nos extiende ese regalo bello de la gracia, la sangre de Jesucristo que nos limpia y borra nuestros pecados, que Dios es experto en auxiliarnos y sacarnos del pozo de la desesperación. Aprovechemos cada momento y la oportunidad que Dios nos da, y recibamos el re...galo de Dios en nuestras vidas, recibamos su perdón, recibamos la oportunidad de volver a comenzar. No todo esta perdido, todavía hay esperanza, Dios todavía extiende su gracia y su perdón. El enemigo ha querido tomar ventaja en nuestras vidas, haciéndonos creer sus mentiras, pero hoy podemos apoderamos de la promesas de Dios, si recibimos a nuestro Señor Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, tenemos vida por lo tanto todo lo que produce muerte desaparece.
Dios siempre extenderá sus brazos para que vengamos a refugiarnos en Él. Dios nos levantara, si nos encontramos sin fuerzas. El no ha terminado su obra contigo ni conmigo, Él quiere que recordemos que su amor es inmenso, que aunque los demás nos den la espalda, y cuando ya no tengamos a donde acudir, Dios siempre nos espera porque nos ama con amor eterno. Dios jamás se dará por vencido. Jamás nos dejará, jamás se olvidará de ti ni de mi. Por eso cada día nos recuerda que sin El no hay solución, sin El nada somos, sin El nada tenemos, y que nada ni nadie podrá ocupar su lugar, porque el vacío que pueda sentir nuestro corazón, solo El lo llena. Dios no nos considera derrotados, Dios piensa que tú y yo si valemos, por eso Jesucristo murió en la cruz del calvario por nosotros, para que en Jesucristo tuviéramos vida, y vida en abundancia y por supuesto vida eterna con El. Hoy podemos volver a comenzar, Hoy podemos tomar el regalo gratuito del perdón, hoy podemos comenzar a darle sentido a nuestra vida, que es un regalo precioso. Hoy podemos comenzar a servir a Dios como pueblo escogido que somos y ovejas de su prado, para darle la Gloria a Dios, de todo lo que El es, y todo lo que hace por nosotros. Hoy podemos quitarle al enemigo las riendas que quiere tener sobre cada vida, hoy podemos decirle al desanimo: “NO MAS CONTROLARAS MI VIDA” Hoy podemos decirle a la depresión “HASTA AQUÍ LLEGASTE CONMIGO, HOY TÉ QUITO EL PODER EN MI VIDA, PORQUE SOY HIJO DE DIOS. ES TIEMPO DE LEVANTARNOS EN EL NOMBRE DE JESUS, NOMBRE SOBRE TODO NOMBRE Y DARLE TODA LA GLORIA Y HONRA AL UNICO DIOS, JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS, QUE DIO SU VIDA POR TI Y POR MI Y RESUCITO Y ESTÁ SENTADO A LA DIESTRA DE NUESTRO PADRE CELESTIAL INTERCEDIENDO POR CADA UNO DE NOSOTROS.
La Palabra de Dios nos dice en:
Miqueas 7:7
“Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá"

miércoles, 16 de septiembre de 2015

PACIENTEMENTE ESPERA EN JEHOVA.


Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Recordemos que Dios tiene un propósito para nuestras vidas. Correr la carrera significa reconocer que el propósito de Dios para nuestra vida es lo que importa, y el hacerlo nuestra prioridad número uno es descubrir y completar ese propósito. Si bien es cierto nuestros caminos no son los caminos de Dios; ni nuestros métodos, los métodos de Dios. Muchas veces la GLORIA de Dios se revela después de condiciones aparentemente de derrota y desesperanza, por eso debemos mirar con los ojos de la fe. Es importante que veamos a través de la paciencia que como hijos de Dios tenemos la capacidad de absorber problemas y tensiones sin quejarnos, y no vernos afectados por los obstáculos, los retrasos o los fracasos.
La paciencia es esencial para el equilibrio y la justicia. La paciencia es una de las virtudes que actualmente está en baja. pues generalmente nuestro ritmo de vida frenético de consumo inmediato, ha hecho que el valor de este concepto haya quedado atrás. .La Biblia nos enseña que debemos confiar en Dios y mantener la esperanza mientras esperamos. Dios es bueno Él nunca nos dejará ni nos abandonará. Dios está obrando en nuestra vida cada día, aunque no lo veamos o sintamos. La Biblia nos ofrece el consuelo y la esperanza cuando pasamos por tiempos difíciles, pero la mayoría de nosotros somos impacientes en cuanto a las cosas que no vemos que se solucionan. Muchas veces oramos por una situación, dificultad, o problema, pero si no recibimos la respuesta que esperamos de inmediato, entonces pensamos que Dios no nos responde o cuando las cosas no suceden instantáneamente pensamos que Él no nos escucha, y a consecuencia dejamos de orar, en otras palabras le permitimos al enemigo que debilite nuestra fe y que nos derrote. El problema está en que nuestra impaciencia en casi toda ocasión nos conduce a tomar determinaciones o formar opiniones que no edifican sino que suelen conducirnos a problemas y dificultades. Por eso debemos de permanecer en Cristo, firmes y seguir buscando su dirección. En el momento en que comencemos a sembrar semillas de paciencia en el terreno, solo vamos a necesitar tiempo para que empiecen a germinar. Decidamos hoy que no vamos a permitir que ese período de espera nos desanime y estemos firmes hasta que la Palabra de Dios se manifieste en nuestra vida y pongamos la paciencia en práctica y pongamos atención a las palabras que confesamos, entonces, recibiremos la cosecha de la paciencia.
Dios en su infinita misericordia nos ha entregado la promesa de una vida bendecida, nos ha entregado la promesa de una vida llena de paz y gozo, nos ha entregado la promesa de la vida eterna. Pero para poder ser recibidores de estas preciosas y grandísimas promesas, tenemos que aprender a ser pacientes.
La Biblia nos dice en Salmos 40:1
"Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor"
Hebreos 10:36
“Porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa”.

jueves, 23 de julio de 2015

¿CUALES SON TUS PENSAMIENTOS?


Por fe comprendemos que Dios hizo el universo con Su palabra, por eso sabemos que las palabras tiene poder porque vienen de nuestros pensamientos. Son capaces de crear o destruir, de sanar o enfermar, propiciar la paz o la guerra y darnos amigos o enemigos. Dios es poderoso y constantemente vemos muestras de ello. Como hijos de Dios estamos llamados a renovar nuestra forma de pensar, y no dejarnos guiar por el molde de este mundo, debemos convencernos de que no hay palabras para describir Su poder que es capaz de hacer mucho más de lo que entendemos y pensamos. Por eso es importante que pensemos que nuestro Dios le da la victoria a quienes confían en Sus promesas y en las capacidades que les ha dado para salir adelante. Nuestros pensamientos son importantes, nadie puede salir adelante con una “pobreza mental”. Cuando amamos a Dios con nuestra mente entendemos no solo tener una mente limpia, sino también PRODUCTIVA Por eso es importante no llenar nuestra cabeza de pensamientos de fracaso y pecado, sino que llenemos nuestra mente y corazón de fe, no de duda, ni de temor o cuestionamiento. Todos tenemos una medida de fe diferente y podemos incrementarla. Activemos nuestra fe y pensemos en las promesas de Dios para nosotros. Perseveremos cada día en Sus pensamientos y no desconfiemos nunca de Dios. El enemigo tratará de ponernos pensamientos para que nos alejemos de la comunión con Dios, para que dejemos la iglesia, para que dejemos de leer la palabra, para que vivamos en el mundo de la amargura y no podamos disfrutar la vida que Dios nos da. Aunque lo que anhelamos no venga en el momento que deseamos, no nos desesperemos ni permitamos que la desconfianza entre en nuestro corazón, porque esa duda nos robará la paz. Dios sólo puede guardar en completa paz a quienes siempre piensan bien de Él aunque la circunstancia sea adversa. El Señor no puede bendecir al de doble ánimo que un día piensa una cosa y otro día cambia de parecer. Entonces cuando el enemigo quiera llenar nuestra mente con malos pensamientos "el no puedo y la incredulidad", dice la Palabra de Dios que derribemos todo argumento de maldad y serán destruidos. Debemos de sujetar nuestros pensamientos al Señorío de Cristo porque “todo es posible al que cree” y somos mas que vencedores en Cristo Jesús y nunca olvidar que fuimos comprados a precio de la sangre preciosa de Cristo. Decidamos hoy a disciplinar nuestra mente para que piense bien, como hijos de Dios. La Biblia nos dice en Salmos 139: 17 dice sobre los pensamientos de Dios: "¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena; Despierto, y aún estoy contigo!". Filipenses 4:8 nos aconseja lo que debemos pensar: "Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad"

martes, 26 de mayo de 2015

NO PERDAMOS LA CONFIANZA EN DIOS

Cuando empezamos a caminar en los caminos del Señor la Biblia nos dice en Juan 14:6 "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí". Entonces entendemos que como hijos de Dios tenemos una línea que nuestro Señor Jesucristo ha trazado para nosotros y en este caminar para llegar a la meta pasaremos muchas situaciones y si no estamos bien equipados con su Palabra y el Espíritu Santo de Dios, la pasaremos mal. El Espíritu Santo nos trae paz porque caminamos con las promesa de nuestro Padre Celestial y eso nos lleva con un sentido y rumbo definido. Cuando vivimos bajo una promesa es que vivimos el compromiso de Dios de cumplir su propósito en nosotros, es que no vamos a la deriva sino que vamos hacia un propósito maravilloso y siempre habrán problemas pero si vivimos bajo sus promesas seguiremos caminando hasta la meta final y no nos quedaremos estancados. El enemigo siempre nos aparecerá en el camino acusándonos por las cosas que a veces tenemos del viejo hombre o que Dios no cumplirá sus promesas y quiere hacer que nosotros nos rindamos y dejemos el camino de la promesa que Dios marcó, pero debemos de entender que nuestra vida está sellada con el Espíritu Santo de Dios y que todo lo que Dios haya prometido lo va a cumplir, por eso aprendamos a vivir bajo las promesas porque es vivir bajo el designio de Dios, pero también es saber que él está comprometiendo su poder. Dios quiere que nosotros reconozcamos que aunque estemos en desierto hay promesas que tendrán que cumplirse, pero es importante saber a quien vamos a escuchar , a quien vamos a poner atención. En este tránsito del desierto escucharemos muchas veces palabras negativas que no vienen de Dios, pero la Palabra de Dios quiere decirnos que nos aferremos a sus promesas porque Dios quiere cumplirlas en el Si y en el Amén. Estamos bajo promesas y eso es inquebrantable, se cumplirá, pero cuando se cumpla debemos de estar allí. El Señor quiere que sigamos adelante, que sigamos sirviendo y esforzándonos. NO PERDAMOS LA CONFIANZA EN DIOS, ALELUYA. La Palabra de Dios nos dice en Hebreos 10,35 " Así que no pierdan la confianza, porque ésta será grandemente recompensada. Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido"