lunes, 9 de enero de 2017

ABBA PADRE

Nuestra manera de ver a Dios determina qué tipo de vida vivimos, si creemos o no en sus promesas y en nuestra relación con Él.
Por eso, es importante pensar en Él como el Padre que es para nosotros. Dios es amor, esa es su verdadera esencia, Él quiere lo mejor para nosotros comos sus hijos.
Necesitamos recibir a Dios no solo como nuestro Señor y Salvador, sino también como Padre, y aprender a vincularnos con Él como hijos. La paternidad divina es una de los grandes privilegios y beneficios que nos provee la obra de nuestro Señor Jesucristo.
Al encontrar a Dios como nuestro Padre Celestial encontramos nuestra identidad y ya no somos esclavos del pecado.
Dios es un Padre cercano, amoroso, familiar y personal. Ese es el Padre que nuestro Señor Jesucristo quiere revelarnos y darnos a conocer.
Estamos aquí porque Dios tiene un propósito y un destino ligado a Dios, asi que en cualquier situación que nos encontremos hoy, acerquemos confiadamente al Trono de gracia, para alcanzar misericordia de nuestro Padre Celestial y creamos que las mejores cosas para nuestras vidas están por venir, pero siempre tomados de su mano, porque sin Dios nada somos, con Dios lo tenemos todo, porque es un PADRE AMOROSO. ACERQUEMONOS A EL Y VEREMOS SU GLORIA.
Romanos 8:15 nos dice:
"Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!"

viernes, 16 de diciembre de 2016

DIOS ESTA CONTIGO

Para conocer a un Dios Proveedor, tenemos que pasar por la escasez, para conocer a Dios Sanador, tenemos que pasar por la enfermedad, para conocer a un Dios Justo, tenemos que ser pasar por la injusticia, para conocer a un Dios Todopoderoso, tenemos que pasar por situaciones que creemos que son imposibles de solucionar….
CADA UNA DE ESAS SITUACIONES SON EL ESCENARIO DONDE DIOS SE GLORIFICARÁ….
PARA EL NO EXISTE NADA IMPOSIBLE!!!
Por esa razón lo que estamos viviendo, es temp...oral , lo que estamos pasando es una oportunidad más para que Dios se muestre a nuestras vidas, es para llamar nuestra atención y decirnos: “No te olvides de mi”, y es que es tan lindo Dios, que Él busca cada día una manera diferente de cómo encontrarse con nosotros, de cómo decirnos: “Hija o Hijo amada,(O) estoy acá contigo” y aunque muchas veces no lo percibimos, te puedo asegurar que Él siempre ha estado ahí y quiere bendecirnos.
Deuteronomio 7:21
"No te asustes ante ellos, pues el Señor tu Dios, el Dios grande y temible, está contigo"

sábado, 30 de julio de 2016

DIOS QUIERE HABLAR A NUESTRO CORAZON

Todos en algún momento nos vemos obligados a cruzar por el desierto de las circunstancias difíciles para poder seguir nuestro camino. Cuando somos llevados al desierto, llegan a nuestras vidas días en los cuales deseamos hallar refugio pero no lo encontramos, es el desierto donde la felicidad que acompaña la relación con Dios es puesta a prueba en medio del silencio, la lucha y el temor. Es en los desiertos donde experimentamos en nuestro corazón una profunda necesidad del toque sobrenatural de Dios para poder seguir adelante.
Pero Dios nos dice a través de su Palabra que está con nosotros todos los días de nuestras vidas, así que debemos estar seguros que podemos pasar nuestros desiertos en victoria.
Es importante reconocer que la Palabra de Dios y sus promesas debemos de grabarlas en nuestra mente y en nuestro corazón, porque es allí donde el manantial de poder fluye y la victoria comienza en nosotros, en nuestro ser interior, alma y espíritu, de ello depende nuestra victoria cuando todo nuestro ser se alinea en el propósito de Dios.
Como hijos de Dios siempre seremos llevados por El a los desiertos espirituales, allí serán tiempos de quebrantamiento, de humillación y profunda enseñanza. El Señor permite los desiertos espirituales porque desafían nuestra fe para que nos demos cuenta que la única fuente de nuestra provisión es Él. Es en esos momentos cuando nadie entiende o comprende por lo que estamos pasando y aún cuando parezca que estamos acorralados y sintamos que estamos entre la espada y la pared, no debemos dudar de que El está contigo y conmigo, porque allí Dios se va a manifestar y va abrir caminos a los que confiamos en El.
Es tiempo de abrir los ojos y ver la salida del desierto, tener paciencia, paz, perseverancia y fe, porque Dios no nos ha dejado solos. Él está ahí en medio del desierto esperando que lo superemos confiando en El.
Nuestro Señor Jesús ya pagó el precio en la cruz del calvario y quiere que vivamos libres de ataduras para poder disfrutar de sus grandezas. Decidamos hoy, en medio de los desiertos renovar nuestra mentalidad. Para pasar de un nivel de victoria a otro más grande, necesitamos dejar nuestros pensamientos negativos, pensamientos de esclavitud y estar dispuestos a abrazar nuevos pensamientos que vienen de Dios. Dios nos está llevando a la tierra prometida, estamos caminando en el desierto, pero la Palabra de Dios es la comida que nos va a sustentar hasta que lleguemos a la tierra prometida.
La Biblia nos dice en Oseas 2:14:
“Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón”

martes, 17 de mayo de 2016

ALABAR A JEHOVA EN TODO TIEMPO

Como hijos de Dios debemos de vivir agradecidos y alabarle en todo tiempo por lo que El es, no sólo cuando las cosas nos salen bien y estamos contentos, sino que también debemos de aprender a alabarle en todo tiempo, aún cuando estemos pasando por momentos difíciles, no es fácil, no claro que no, pero debemos de decirle a nuestra alma como David en el Salmo 103:1."bendice alma mía a Jehová y bendiga todo mi ser su santo nombre"
No debemos de depender de nuestros sentimien...tos, porque ellos muchas veces nos dominan, tenemos que sujetarlos a la fe y a la Palabra de Dios, sino nuestra vida será inestable y viviremos en una constante queja, y Dios desea que le alabemos en todo tiempo, pues nuestra vida es de vivir en fe, y solo ejercitando nuestra fe, veremos las promesas cumplirse más pronto de lo que imaginamos, porque Dios honra nuestra fe y no nos deja avergonzados.
Por eso hoy comencemos a poner en práctica el alabar a Dios en todo tiempo, cuando las cosas nos salgan bien, o cuando no nos salgan bien y estemos atravesando luchas y dificultades. Alabemos a Dios en medio de nuestras dificultades y veremos como la gloria de Dios descenderá sobre nuestras vidas y nos bendecirá y nos cubrirá y nos dará la victoria.
La adoración nos ayuda a estar en sintonía con su Espíritu, y somos bendecidos cuando lo hacemos hace que poder salga de Él y somos bendecidos.
Alabar es una forma de sacrificio. La alabanza es una muestra de fe sobrenatural.
Cuando somos capaces de alabar a Dios y de adorarlo en medio de las pruebas, suceden milagros inesperados. Uno de ellos es sentir paz en nuestra alma y la firme convicción de que Dios tiene todo bajo control, y que pronto nos anunciará la victoria a nuestras peticiones.
Comencemos hoy a darle nuestra mejor alabanza y nuestra mejor adoración, y veremos con certeza cómo el poder fluye en nuestras vidas y los milagros se vuelven cotidianos, mientras las rejas se abren y somos liberado de toda aflicción. Celebremos la vida en medio de la medianoche más fría y húmeda, porque Dios ilumina nuestro camino y nos da la victoria. Porque Dios nunca nos deja solos, su misericordia es cada mañana y su fidelidad es cada noche, ALELUYA.
Salmos 92: 1-2
"Bueno es alabarte, oh Jehová, Y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo; Anunciar por la mañana tu misericordia,
Y tu fidelidad cada noche",

viernes, 15 de enero de 2016

MAS NOSOTROS TENEMOS LA MENTE DE CRISTO

Como hijos de Dios hemos sido equipados para caminar en victoria sobre el enemigo. La Biblia es clara cuando nos dice que Cristo ha venido para darnos vida y vida en abundancia. Dios no quiere que la mente de sus hijos estén bajo opresión llenos de angustia, el afán y la ansiedad porque todo ello da lugar a malos pensamientos y todo eso no viene de Dios. Sino que el enemigo quiere destruirnos a través de los pensamientos.
Así que si estamos pasando situaciones difíciles de sobrellevar aferrémonos a Dios y sus promesas que son una verdad presente. Que aunque no veamos aun las respuesta de cierto que Dios esta trabajando a nuestro favor.
Por eso nuestros pensamientos deben de estar sujetos al Señorío de Cristo y no creer a las mentiras del enemigo que solo ha venido a robar, matar y destruir.
Es tiempo que hagamos un alto en el camino y decidamos confiar en Dios, pese a cualquier situación difícil que atravesemos y cambiemos de actitud.
Primeramente tener una actitud de arrepentimiento porque nos hemos llenado de pensamientos negativos que no vienen de Dios. Tengamos una ruptura del ciclo de malos pensamientos. Activemos nuevos pensamientos de bendición teniendo un compromiso personal con Dios y tomar una actitud militante del ejercito de Dios. Porque con Cristo somos mas que vencedores.
La Biblia es clara cuando nos dice en 1a. Corintios 2.16
"Porque ¿Quién conoció la mente del Señor? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo".

lunes, 4 de enero de 2016

VIDEOS DE MI TESTIMONIO DE SANIDAD DE CANCER INVASIVO PARA LA GLORIA DE DIOS









EN EL VIDEO NO TENIA CABELLO, ESTOY USANDO UNA PELUCA A CAUSA DE LA QUIMIOTERAPIA.

FUENTE : CANAL 17 EN EL SALVADOR.
TABERNACULO BIBLICO BAUTISTA "AMIGOS DE ISRAEL".

PROGRAMA: CONOCIENDO SUS MARAVILLAS.

CONDUCIDO : LIC. CECILIA DE SOSA.

domingo, 3 de enero de 2016

MAS YO A JEHOVA MIRARE Y EN EL ESPERARE

Dios quiere que nos levantemos y hagamos un alto en el camino, que no importan las circunstancias que a veces nos hacen sentir derrotados y que ya no podemos más. Recordémonos que nuestro Dios es luz y salvación, el nos extiende ese regalo bello de la gracia, la sangre de Jesucristo que nos limpia y borra nuestros pecados, que Dios es experto en auxiliarnos y sacarnos del pozo de la desesperación. Aprovechemos cada momento y la oportunidad que Dios nos da, y recibamos el re...galo de Dios en nuestras vidas, recibamos su perdón, recibamos la oportunidad de volver a comenzar. No todo esta perdido, todavía hay esperanza, Dios todavía extiende su gracia y su perdón. El enemigo ha querido tomar ventaja en nuestras vidas, haciéndonos creer sus mentiras, pero hoy podemos apoderamos de la promesas de Dios, si recibimos a nuestro Señor Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, tenemos vida por lo tanto todo lo que produce muerte desaparece.
Dios siempre extenderá sus brazos para que vengamos a refugiarnos en Él. Dios nos levantara, si nos encontramos sin fuerzas. El no ha terminado su obra contigo ni conmigo, Él quiere que recordemos que su amor es inmenso, que aunque los demás nos den la espalda, y cuando ya no tengamos a donde acudir, Dios siempre nos espera porque nos ama con amor eterno. Dios jamás se dará por vencido. Jamás nos dejará, jamás se olvidará de ti ni de mi. Por eso cada día nos recuerda que sin El no hay solución, sin El nada somos, sin El nada tenemos, y que nada ni nadie podrá ocupar su lugar, porque el vacío que pueda sentir nuestro corazón, solo El lo llena. Dios no nos considera derrotados, Dios piensa que tú y yo si valemos, por eso Jesucristo murió en la cruz del calvario por nosotros, para que en Jesucristo tuviéramos vida, y vida en abundancia y por supuesto vida eterna con El. Hoy podemos volver a comenzar, Hoy podemos tomar el regalo gratuito del perdón, hoy podemos comenzar a darle sentido a nuestra vida, que es un regalo precioso. Hoy podemos comenzar a servir a Dios como pueblo escogido que somos y ovejas de su prado, para darle la Gloria a Dios, de todo lo que El es, y todo lo que hace por nosotros. Hoy podemos quitarle al enemigo las riendas que quiere tener sobre cada vida, hoy podemos decirle al desanimo: “NO MAS CONTROLARAS MI VIDA” Hoy podemos decirle a la depresión “HASTA AQUÍ LLEGASTE CONMIGO, HOY TÉ QUITO EL PODER EN MI VIDA, PORQUE SOY HIJO DE DIOS. ES TIEMPO DE LEVANTARNOS EN EL NOMBRE DE JESUS, NOMBRE SOBRE TODO NOMBRE Y DARLE TODA LA GLORIA Y HONRA AL UNICO DIOS, JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS, QUE DIO SU VIDA POR TI Y POR MI Y RESUCITO Y ESTÁ SENTADO A LA DIESTRA DE NUESTRO PADRE CELESTIAL INTERCEDIENDO POR CADA UNO DE NOSOTROS.
La Palabra de Dios nos dice en:
Miqueas 7:7
“Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá"

miércoles, 16 de septiembre de 2015

PACIENTEMENTE ESPERA EN JEHOVA.


Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Recordemos que Dios tiene un propósito para nuestras vidas. Correr la carrera significa reconocer que el propósito de Dios para nuestra vida es lo que importa, y el hacerlo nuestra prioridad número uno es descubrir y completar ese propósito. Si bien es cierto nuestros caminos no son los caminos de Dios; ni nuestros métodos, los métodos de Dios. Muchas veces la GLORIA de Dios se revela después de condiciones aparentemente de derrota y desesperanza, por eso debemos mirar con los ojos de la fe. Es importante que veamos a través de la paciencia que como hijos de Dios tenemos la capacidad de absorber problemas y tensiones sin quejarnos, y no vernos afectados por los obstáculos, los retrasos o los fracasos.
La paciencia es esencial para el equilibrio y la justicia. La paciencia es una de las virtudes que actualmente está en baja. pues generalmente nuestro ritmo de vida frenético de consumo inmediato, ha hecho que el valor de este concepto haya quedado atrás. .La Biblia nos enseña que debemos confiar en Dios y mantener la esperanza mientras esperamos. Dios es bueno Él nunca nos dejará ni nos abandonará. Dios está obrando en nuestra vida cada día, aunque no lo veamos o sintamos. La Biblia nos ofrece el consuelo y la esperanza cuando pasamos por tiempos difíciles, pero la mayoría de nosotros somos impacientes en cuanto a las cosas que no vemos que se solucionan. Muchas veces oramos por una situación, dificultad, o problema, pero si no recibimos la respuesta que esperamos de inmediato, entonces pensamos que Dios no nos responde o cuando las cosas no suceden instantáneamente pensamos que Él no nos escucha, y a consecuencia dejamos de orar, en otras palabras le permitimos al enemigo que debilite nuestra fe y que nos derrote. El problema está en que nuestra impaciencia en casi toda ocasión nos conduce a tomar determinaciones o formar opiniones que no edifican sino que suelen conducirnos a problemas y dificultades. Por eso debemos de permanecer en Cristo, firmes y seguir buscando su dirección. En el momento en que comencemos a sembrar semillas de paciencia en el terreno, solo vamos a necesitar tiempo para que empiecen a germinar. Decidamos hoy que no vamos a permitir que ese período de espera nos desanime y estemos firmes hasta que la Palabra de Dios se manifieste en nuestra vida y pongamos la paciencia en práctica y pongamos atención a las palabras que confesamos, entonces, recibiremos la cosecha de la paciencia.
Dios en su infinita misericordia nos ha entregado la promesa de una vida bendecida, nos ha entregado la promesa de una vida llena de paz y gozo, nos ha entregado la promesa de la vida eterna. Pero para poder ser recibidores de estas preciosas y grandísimas promesas, tenemos que aprender a ser pacientes.
La Biblia nos dice en Salmos 40:1
"Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor"
Hebreos 10:36
“Porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa”.

jueves, 23 de julio de 2015

¿CUALES SON TUS PENSAMIENTOS?


Por fe comprendemos que Dios hizo el universo con Su palabra, por eso sabemos que las palabras tiene poder porque vienen de nuestros pensamientos. Son capaces de crear o destruir, de sanar o enfermar, propiciar la paz o la guerra y darnos amigos o enemigos. Dios es poderoso y constantemente vemos muestras de ello. Como hijos de Dios estamos llamados a renovar nuestra forma de pensar, y no dejarnos guiar por el molde de este mundo, debemos convencernos de que no hay palabras para describir Su poder que es capaz de hacer mucho más de lo que entendemos y pensamos. Por eso es importante que pensemos que nuestro Dios le da la victoria a quienes confían en Sus promesas y en las capacidades que les ha dado para salir adelante. Nuestros pensamientos son importantes, nadie puede salir adelante con una “pobreza mental”. Cuando amamos a Dios con nuestra mente entendemos no solo tener una mente limpia, sino también PRODUCTIVA Por eso es importante no llenar nuestra cabeza de pensamientos de fracaso y pecado, sino que llenemos nuestra mente y corazón de fe, no de duda, ni de temor o cuestionamiento. Todos tenemos una medida de fe diferente y podemos incrementarla. Activemos nuestra fe y pensemos en las promesas de Dios para nosotros. Perseveremos cada día en Sus pensamientos y no desconfiemos nunca de Dios. El enemigo tratará de ponernos pensamientos para que nos alejemos de la comunión con Dios, para que dejemos la iglesia, para que dejemos de leer la palabra, para que vivamos en el mundo de la amargura y no podamos disfrutar la vida que Dios nos da. Aunque lo que anhelamos no venga en el momento que deseamos, no nos desesperemos ni permitamos que la desconfianza entre en nuestro corazón, porque esa duda nos robará la paz. Dios sólo puede guardar en completa paz a quienes siempre piensan bien de Él aunque la circunstancia sea adversa. El Señor no puede bendecir al de doble ánimo que un día piensa una cosa y otro día cambia de parecer. Entonces cuando el enemigo quiera llenar nuestra mente con malos pensamientos "el no puedo y la incredulidad", dice la Palabra de Dios que derribemos todo argumento de maldad y serán destruidos. Debemos de sujetar nuestros pensamientos al Señorío de Cristo porque “todo es posible al que cree” y somos mas que vencedores en Cristo Jesús y nunca olvidar que fuimos comprados a precio de la sangre preciosa de Cristo. Decidamos hoy a disciplinar nuestra mente para que piense bien, como hijos de Dios. La Biblia nos dice en Salmos 139: 17 dice sobre los pensamientos de Dios: "¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena; Despierto, y aún estoy contigo!". Filipenses 4:8 nos aconseja lo que debemos pensar: "Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad"

martes, 26 de mayo de 2015

NO PERDAMOS LA CONFIANZA EN DIOS

Cuando empezamos a caminar en los caminos del Señor la Biblia nos dice en Juan 14:6 "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí". Entonces entendemos que como hijos de Dios tenemos una línea que nuestro Señor Jesucristo ha trazado para nosotros y en este caminar para llegar a la meta pasaremos muchas situaciones y si no estamos bien equipados con su Palabra y el Espíritu Santo de Dios, la pasaremos mal. El Espíritu Santo nos trae paz porque caminamos con las promesa de nuestro Padre Celestial y eso nos lleva con un sentido y rumbo definido. Cuando vivimos bajo una promesa es que vivimos el compromiso de Dios de cumplir su propósito en nosotros, es que no vamos a la deriva sino que vamos hacia un propósito maravilloso y siempre habrán problemas pero si vivimos bajo sus promesas seguiremos caminando hasta la meta final y no nos quedaremos estancados. El enemigo siempre nos aparecerá en el camino acusándonos por las cosas que a veces tenemos del viejo hombre o que Dios no cumplirá sus promesas y quiere hacer que nosotros nos rindamos y dejemos el camino de la promesa que Dios marcó, pero debemos de entender que nuestra vida está sellada con el Espíritu Santo de Dios y que todo lo que Dios haya prometido lo va a cumplir, por eso aprendamos a vivir bajo las promesas porque es vivir bajo el designio de Dios, pero también es saber que él está comprometiendo su poder. Dios quiere que nosotros reconozcamos que aunque estemos en desierto hay promesas que tendrán que cumplirse, pero es importante saber a quien vamos a escuchar , a quien vamos a poner atención. En este tránsito del desierto escucharemos muchas veces palabras negativas que no vienen de Dios, pero la Palabra de Dios quiere decirnos que nos aferremos a sus promesas porque Dios quiere cumplirlas en el Si y en el Amén. Estamos bajo promesas y eso es inquebrantable, se cumplirá, pero cuando se cumpla debemos de estar allí. El Señor quiere que sigamos adelante, que sigamos sirviendo y esforzándonos. NO PERDAMOS LA CONFIANZA EN DIOS, ALELUYA. La Palabra de Dios nos dice en Hebreos 10,35 " Así que no pierdan la confianza, porque ésta será grandemente recompensada. Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido"

martes, 12 de mayo de 2015

TU GRACIA ME SOSTIENE


Nuestro problema es que cuando estamos en medio de los problemas de la vida, nos olvidamos de la
Gracia de Dios que nos sostiene y deseamos más una respuesta de parte de Dios que nos evite sufrir o llorar. Pero la Gracia no significa que no sufriremos, sino significa que Jesucristo nos sostendrá y se manifestará a nosotros de tal manera que se hará tan grande en nuestras vidas que toda circunstancia parecerá pequeña comparado con su presencia en nuestras vidas.
Nuestra vida como hijos de Dios no adquiere significado en gozarnos en la tierra por tener salud, o una buena economía, o estar casados o solteros; nuestra vida adquiere significado al gozarnos en la presencia de Dios en nosotros a través de cualquiera sea nuestra situación, La vida Cristiana solo se da por medio de la Gracia, se sostiene por Gracia y se culmina por Gracia; por ello este atributo de Dios debemos de meditado y entenderlo para ser realmente fortalecidos y sostenidos por el Señor en todo tiempo. Así como el Apóstol Pablo todos tenemos aguijones en la carne que hace que nuestra vida sea más difícil, pero gracias a Dios, también tenemos su Gracia que nos sostiene.
No debemos permitir que nuestras debilidades nos impidan vivir la vida sin gozo con el Señor, porque Dios quiere usar nuestras debilidades para revelarnos su poder a través de nuestras vidas. Así que cuando estemos luchando con debilidades recordemos que Jesús dijo: "Mi gracia te basta".
La mano de Dios ha tomado nuestra mano como un padre toma la mano de su hijo y se ha propuesto llevarnos al propósito de lo que Él ha planeado para ti y para mi en Cristo Jesús.
La Biblia nos afirma en 2a. de Corintios 12:9 :
"Pero él me dijo: Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad".

viernes, 24 de abril de 2015

SEÑOR, TU ERES NUESTRO PADRE.

 
No sólo somos barro en las manos de Dios sino que somos moldeados para su servicio: somos llamados a ser vasos de honra y gloria para El; sin embargo somos portadores de la gloria de Dios por el Espíritu Santo que mora en nosotros y nos guía a toda verdad. Y eso, es el mayor tesoro que un ser humano puede aspirar. Por mas situaciones difíciles que podamos pasar, la Biblia declara que somos victoriosos: Dios nos tiene en sus manos, nos esta moldeando para su gloria y honra, y... podemos confiar en que Dios cumplirá sus propósitos en nosotros. La obediencia es un pilar fundamental de la relación personal con Dios para llegar a ser vaso de honra
La Biblia dice que Dios es el Alfarero y nosotros somos el barro. Cuando estamos abiertos a la voluntad de Dios en nuestras vidas, Él nos moldea, transforma, y santifica si andamos con Él.
la imagen del vaso de barro,,, que identifica nuestra realidad de fragilidad..y la bondad de estar en manos de aquel que nos moldea. eso grande que debemos llevar es el amor de Dios manifestado a plenitud en cada uno.

La palabra de Dios lo dice:
"A pesar de todo, Señor, tú eres nuestro Padre; nosotros somos el barro, y tú el alfarero. Todos somos obra de tu mano.” – Isaías 64:8

lunes, 13 de abril de 2015

LA BONDAD DE DIOS






El Dios todopoderoso es el mismo Dios que es bueno y sabio; el poder de Dios se convierte en una fuente de gran consuelo y ánimo para el cristiano. La bondad de Dios es la esencia de la confianza de los hijos de Dios. Su bondad permanece para siempre y esto debería animarnos día a día. Todos pasamos por luchas y tribulaciones las cuales desean llevarnos al desaliento pero la fe que Dios nos ha dado nos hace levantarnos y seguir adelante. No dejemos que los momentos difíciles nos hagan desmayar, no nos refugiemos en el dolor o en el sufrimiento, o en la desesperanza, eso no es lo que el Señor desea para nosotros, él tiene grandes victorias para nosotros, pero necesitamos dejar de mirar lo fuerte de la tempestad y comenzar a mirar la bondad de Dios, por eso no debemos permitirnos ni un momento de incredulidad acerca de la bondad de Dios; esto es absolutamente cierto, pues nuestro Dios es bueno y su naturaleza es siempre la misma. Hoy miraré la bondad de Dios por encima de toda circunstancia adversa.

lunes, 16 de marzo de 2015

EL CORAZON CONTRITO Y HUMILLADO, DIOS NO LO DESPRECIA JAMAS




Dios es tan grande que nos conoce muy bien y sabe lo que llevamos en nuestro interior, El sabe de sobra nuestras limitaciones y cansancios, nuestras flaquezas y debilidades. Por eso El siempre nos está esperando porque solamente El nos ofrece un lugar para descansar y recobrar fuerzas para seguir luchando mientras dure esta vida.
Y ese lugar hermoso lugar es el mejor del mundo porque es Él mismo nuestro Dios el Omnipotente, Omnipresente, Omnisciente y Creador de TODO, El es ...el refrigerio y alivio para todos cuanto le busquemos a El con un corazón contrito y humillado.
Muchas veces nos hemos sentido cansados, agobiados, saturados y a punto de explotar, pero ¿cuántas veces hemos ido a descansar en los brazos de Dios? ¿Cuántas veces hemos ido a encontrar refugio, consuelo y fuerzas en el Corazón de nuestro Señor Jesucristo? Pero no sólo espiritualmente, sino también físicamente, porque Él nos ha dado su bendita Palabra para que nos deleitemos en ella y Él nunca ha defraudado a nadie que se haya acercado buscando la paz que nos ha prometido. Decidamos buscarlo siempre con corazón contrito y humillado y El no nos despreciará jamás.
La Biblia nos enseña en Salmos 51:17
"Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios"

domingo, 15 de febrero de 2015

SI ALGO PIDIERES EN MI NOMBRE, YO LO HARE, DIOS



Como hijos de Dios está en nuestras manos elegir como vamos a vivir. Si revestidos de la autoridad del cielo al servir a Jesús, y guardar su palabra o vivir desposeídos y vulnerables a las circunstancias y obstáculos que nos rodean. Si somos hijos de Dios, entonces el Espíritu Santo mora en nosotros y por consiguiente pertenecemos al reino de los Cielos. En este reino, lo que hacemos tiene repercusiones eternas, nuestra fe, amor, nuestras palabras y obras, por tanto, debemos ...ser responsables y cuidadosos en como nos comportamos y de que forma aprovechamos todo el enorme potencial que Dios ha depositado sobre nuestras vidas. Debemos sujetar cada día nuestra voluntad y nuestros deseos al Señor, y bajo su soberana y perfecta voluntad ejercer con correcta autoridad.
Jesús nos garantiza que al pedir en su nombre, tendremos éxito en nuestra oración y nos asegura que todo lo que pidamos al Padre en su Nombre, él nos lo concederá del mismo modo como los hicieron sus discípulos, nosotros como hijos de Dios, debemos estar confiados en su promesa. ¿Cuál es nuestra petición hoy?
La Biblia nos afirma en Juan14:12-14 :
"De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él también las hará, porque yo voy al Padre. Todo lo que pidan al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el hijo. Si algo piden en mi nombre, yo lo haré”